En marcha y mitin, levantan la voz en Chimalhuacán por mujeres violentadas

sábado, 25 de noviembre de 2017
CHIMALHUACÁN, Edomex. (proceso.com.mx).- Más de una centena de mujeres de colectivos feministas y vecinos de Nezahualcóyotl, Ecatepec y la Ciudad de México se manifestaron por las principales calles de Chimalhuacán y hasta la Procuraduría General de Justicia  de ese municipio para denunciar que a dos años de la aplicación de la Alerta por Violencia de Género (AVG) persisten los feminicidios en la demarcación. Las activistas manifestaron que el mecanismo no ha logrado detener las muertes y violaciones a los derechos de las mujeres en uno de los 11 municipios donde existe la AVG,  pues tan sólo de enero de este año a junio ya se han reportado 15 casos. La marcha se llevó a cabo en el marco del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las mujeres y niñas y a la par de la  marcha de otros colectivos en la capital del país, organizados bajo la etiqueta #Marcha25N. “Decidimos que la marcha fuera aquí porque es donde hemos registrado los últimos casos y donde históricamente se ha violentado a las mujeres”, explicó Elba Arista, de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos, una de las organizaciones convocantes. El contingente fue encabezado por madres de mujeres violentadas, como Estrella García, Diana Velazquez Florencio y Ana Laura Martínez Cervantes, y partió del Palacio de Ayuntamiento de Chimalhuacán - demarcación que encabeza Rosalba Pineda Ramírez del PRI-Nueva Alianza-Verde Ecologista - a las 15:00 horas. Tras una caminata de más de dos horas, entre cruces de color rosa y fotografías de mujeres acompañadas de la leyenda “se busca”, las activistas leyeron un pliego petitorio con dos principales exigencias: Que se cumpla con la obligación de que en los municipios  mexiquenses, donde existe la AVG, se creen fiscalías especializadas en atención a feminicidios, así como instancias de atención integral a las mujeres víctimas de violencia. También la aplicación “real y completa” del mecanismo de AVG y que se detenga el hostigamiento a familiares, colectivos y activistas que denuncian los casos de muertes de mujeres. “En el nuevo Chimalhuacán, me mataron”, “Ni una más”, eran las leyendas de algunos letreros. Los colectivas también hicieron actos culturales en el llamado “Campo Rojo”, un baldío ubicado a escasos metros de la cabecera municipal que por las tardes se ocupa como cancha de futbol, pero que las autoridades también tienen identificado por los constantes abusos y acosos que sufren jóvenes. El acto terminó cerca de las 18:00 horas frente a las oficinas de la procuraduría del municipio y sin el registro de algún acto de violencia. Historias Durante el mitin, que duró más de tres horas, las familias  aprovecharon para denunciar las irregularidades en el proceder de policías ministeriales de los municipios de Chimalhuacán, y Nezahualcóyotl, en los casos de los asesinatos de sus hijas. El primero de ellos fue el de la señora  Lidia, mamá de  Diana Velázquez, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida y con signos de violencia física y sexual, el pasado 2 de julio. En su relato, la madre también acusó  el “mal proceder” de las autoridades municipales, quienes trasladaron el cuerpo Diana al Servicio Médico Forense de Nezahualcóyotl, a pesar de que fue encontrado en un baldío de Chimalhuacán. Además “confundieron”  el cuerpo de Diana  con el de un hombre, por el que no dieron aviso a los familiares una vez que lo encontraron  y bajo este mismo género abrieron la carpeta de investigación. “A nosotros como familia ya nos destrozaron la vida con la muerte de nuestro ser querido y al saber cómo actúan los servidores públicos, nos hacen sentir que nuevamente es violada”, refirió la madre de Diana. Por su parte, Ericka Yazmín dijo que Ana Laura, su hermana de apenas 20 años, también fue encontrada sin vida el 25 de agosto, una semana después de que no fuera localizada.  Ana desapareció cuando regresaba de trabajar al rededor de las 21:00 horas de una cartonería ubicada en la carretera México-Texcoco, en la que laboraba por más de 12 horas como auxiliar. Era madre soltera. Según contó Ericka, a más de tres meses de ocurrido el asesinato, su familia aún desconoce el estado de la carpeta de investigación, los avances de las diligencias o siquiera si se estudia su muerte. “Las autoridades no se comunican, no me dan razón de ello y yo no puedo estar todo el tiempo ahí, porque ahora trabajo para mantener a las dos hijas huérfanas que dejó mi hermana”. Finamente Elizabeth Soriano pidió auxilio para localizar a su hija Estrella, de 14 años, que despareció el pasado 26 de octubre, en Neza. Señaló que desde el primer día en que no la localizaron se levantó un acta, pero no han dado avances. Además también le pidieron que espera más de 48 horas y acusaron que Estrella probablemente estaría con un amigo.   “No sé dónde está. Por favor si alguien la ve, la reconoce… que vuelva a casa. Que regrese, porque es muy feo sin saber de ella, estar sin noticias, sin saber si está bien. Por lo menos las demás personas que están es este lugar dicen “mi hija está muerta”; en mi caso es desesperante saber que no hay rastro de ella”. De acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, de enero a octubre de este año, se han registrado 784 asesinatos de mujeres tan sólo en 13 estados, entre ellos el Estado de México.

Comentarios