Descarta CFE aumento en las tarifas para clientes de bajo consumo

miércoles, 1 de febrero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) dio a conocer que las tarifas eléctricas para sus clientes de bajo consumo, que suman alrededor de 36.1 millones de personas, se mantendrán sin aumento en febrero de 2017. En un comunicado, destacó que la tarifa subía 4% cada año desde 2006 y hasta 2014, pero “gracias a la reforma energé promovida por el presidente Enrique Peña Nieto, bajaron 2% en 2015, y otro 2% en 2016”. Con ello, apuntó, las tarifas domésticas de bajo consumo suman reducciones en términos reales por alrededor de 9% respecto de diciembre de 2014. A febrero de 2017, las tarifas domésticas de bajo consumo registran ya 26 meses consecutivos sin incrementos, sostuvo. “Las tarifas eléctricas para los clientes domésticos de bajo consumo se mantienen sin cambios a pesar del incremento en los precios de los combustibles utilizados para la generación de energía eléctrica y a la depreciación del tipo de cambio peso/dólar observados recientemente”, detalló la CFE. Comparadas con enero de 2017, agregó, en febrero las tarifas para el sector industrial aumentan entre 6.4% y 8.4%, y para el sector comercial registran incrementos de entre 3.8% y 5.8% en el mismo periodo. Por otra parte, la tarifa de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) tuvo un aumento marginal de 3.8% de enero a febrero. Según la paraestatal, el ajuste de las tarifas en este mes está relacionado con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica, en comparación con enero de 2016. “Es así que el precio del gas natural que la CFE utiliza en sus procesos de generación se incrementó 55.3% en enero de 2017 respecto a enero de 2016. Estos precios son los utilizados en la fórmula determinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para calcular las tarifas eléctricas”. Precisó que a pesar del marcado incremento en el precio del gas natural, “este combustible sigue siendo cerca de 40% más barato y menos contaminante que el combustóleo en los procesos de generación de electricidad”. Además, agregó, el precio del carbón importado aumentó 117% en el mismo periodo, y el del carbón nacional se incrementó en 9.7%. En total, el impacto de estos aumentos en los energéticos se tradujo en un incremento de 53% en el Índice de los Costos de los Combustibles utilizados para generar energía eléctrica de enero de 2016 respecto a enero de 2017, concluyó.