Ningún elemento de la PF fue secuestrado en Puebla: CNS

viernes, 3 de febrero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de darse a conocer que un comando irrumpió en un hotel del municipio de Esperanza, Puebla, y se llevó a ocho personas que vestían uniformes de la Policía Federal (PF), la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que ningún elemento de esa corporación se hospeda en esas instalaciones. “En relación con las diversas notas publicadas en medios de comunicación en las que refieren la supuesta privación ilegal de la libertad de ocho policías federales en un hotel ubicado en el estado de Puebla, es preciso señalar que ningún elemento de la Policía Federal se hospeda en dichas instalaciones”, precisó en un comunicado la tarde de ayer. De acuerdo con la CNS, se realizó el pase de lista del personal desplegado de la Coordinación Estatal, de la División de Gendarmería y de control operativo, y se confirmó que no hubo ausencias y que todos los efectivos llevan a cabo sus trabajos habituales. Alrededor de las 6 de la mañana del jueves 2 se informó que un comando tomó por asalto un hotel de Esperanza y se llevó al menos a ocho personas que se hospedaban ahí. Según testigos, los “levantados” vestían uniformes de la PF. No obstante, el mismo día –en entrevista con el periódico Cambio– el comisario de la corporación en Puebla, Israel Aguirre Navarro, rechazó que tuvieran algún reporte de que elementos de esa fuerza hubieran sido las víctimas del “levantón”. De acuerdo con los reportes, un número no determinado de sicarios irrumpió en el hotel “Karina” accionando armas de grueso calibre y causando destrozos, y enseguida sometió a un grupo de huéspedes que desde hace dos semanas ocupaba cuatro habitaciones de ese lugar y que, según empleados del lugar, cada que salían usaban uniformes de la PF. Algunas versiones señalaban que en el ataque al menos uno de los sujetos murió, pero que los sicarios se llevaron con ellos el cuerpo, así como a los otros hombres que fueron trasladados en varios vehículos. En las habitaciones 3, 4, 5 y 6 del hotel, ubicado entre las calles 3 Poniente y 6 Norte, quedaron rastros de sangre. El lugar fue acordonado por elementos de las fuerzas de seguridad, así como de la Gendarmería y del Ejército.

Comentarios