Nunca mostraron orden judicial contra Tarín en San Lázaro, justifica presidenta de Mesa Directiva

jueves, 30 de marzo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la ausencia de una orden judicial, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados impidió el ingreso de policías ministeriales para que detuvieran el martes o miércoles pasado al diputado suplente por Chihuahua, Enrique Antonio Tarín García, aclaró la propia presidenta, la panista Guadalupe Murguía. Además, dejó entrever que se solicitó a Tarín “en corto, que abandonara” el recinto: “Una cosa es lo que se puede solicitar en corto y que se pueda conminar, incluso, a que se retire, y otra cosa es la acción legal que se puede tomar como presidenta de la Mesa Directiva ante hechos como este”. Entrevistada este jueves en las instalaciones de San Lázaro, la panista se defendió ante las críticas en torno a que fue ella la responsable de que no ingresaran los agentes y por lo mismo una de las involucradas en la salida por la puerta principal de Tarín García, luego de permanecer por 28 horas refugiado en oficinas del Poder Legislativo. “Vivimos en un estado de derecho; hubo un pedimento en específico por la Fiscalía General del estado de Chihuahua solicitando el ingreso de elementos para hacer efectiva la orden de aprehensión; sin embargo, en ningún momento se presentó orden judicial, ninguna que solicitara cateo, presentación o ubicación de la persona”, justificó. Y agregó: “Entonces, no es procedente una solicitad de una autoridad administrativa para que la presidenta de la Mesa Directiva ejerza la atribución. En el caso de que se hubiera exhibido la orden judicial específica, es una situación que pudiera haber ocasionado y dado lugar a que se ejerciera esta atribución”. Guadalupe Murguía, al fungir como presidenta de la Mesa Directiva, es la única funcionaria de la Cámara de Diputados que puede autorizar el ingreso de policías dentro de las instalaciones, ya que se trata de un recinto que goza, constitucionalmente, de inviolabilidad. El diputado suplente del legislador titular, Carlos Hermosillo, quien falleció el 20 de marzo en un accidente automovilístico, se mantuvo siempre en oficinas de la fracción que lo postuló, el PRI; primero lo hizo en la vicecoordinación de ese partido, luego en la coordinación de los legisladores de Chihuahua, y finalmente en las de su compañero de fórmula Carlos Hermosillo. Ante la pregunta de los reporteros de por qué elementos de Resguardo de San Lázaro lo protegieron durante su estancia, Guadalupe Murguía aclaró que “no hubo protección, no hubo complicidad de ningún tipo. No hubo ninguna instrucción de protección a él en ningún sentido”. En todo caso, dijo, la responsabilidad es del partido que lo invitó: “Y, desde luego, si esta persona, él permaneció en estas instalaciones del grupo que lo invitó a participar, es bajo la responsabilidad de ellos”. --¿Entonces fue la bancada del PRI la que protegió a Tarín? “El diputado suplente Tarín se encontraba en estas instalaciones. No tengo más que decir”, atajó. La también diputada panista aclaró que no por tratarse de una investigación que está realizando un gobernador emanado de su partido (Javier Corral), va a permitir el ingreso a San Lázaro sin orden judicial. “Si hubiera llegado la orden judicial, el tratamiento hubiera sido diferente, pero no podemos actuar a pedimento de autoridades administrativas, por muy de un partido afín o cualquier persona que sea. Eso no es aceptable”. La legisladora por Querétaro insistió en que la Mesa Directiva “tiene un marco de actuación, y en este caso no hubo mandamiento judicial para cateo, presentación y ubicación de esta persona, en cuyo caso se hubiera procedido”. También rechazó que la permanencia de Tarín García dentro de las instalaciones de San Lázaro haya sido un trueque político entre PRI y PAN, como por ejemplo no haber actuado para que se le detuviera a cambio de que el hijo de Guillermo Padres, exgobernador panista de Sonora, fuera liberado. “Quiero comentar que es absolutamente falso. Actuamos con apego al marco de atribuciones que tiene la presidencia de la Mesa Directiva; cuando se tuvo conocimiento del asunto, se actuó, se dio conocimiento a Mesa Directiva, se iba a informar al pleno, y después se exigió orden judicial para que, en su caso, la presidencia pudiera dar autorización para el ingreso, circunstancia que no ocurrió”, alegó la panista Guadalupe Murguía. PRI minimiza el caso El coordinador del PRI en San Lázaro, César Camacho Quiroz, dijo que “el PRI no hizo absolutamente nada”, pues la determinación de permanecer en las instalaciones “fue una decisión personal de Tarín”. También aseguró que el diputado suplente en ningún momento incurrió en “evasión de la justicia”, lo que sí, dijo, es que el miércoles, en reunión con la presidenta de la Mesa Directiva, Guadalupe Murguía, Camacho Quiroz le hizo ver a la panista que el recinto parlamentario es “inviolable” “La presidenta tiene la obligación, y ella lo sabe, pues ayer intercambié puntos de vista jurídicos, de resguardar el recinto. En consecuencia, era inviable permitir el ingreso de los agentes de las corporaciones”, justificó Camacho Quiroz. Luego insistió en que una vez que Tarín García “desahogue su proceso”, si hay condiciones jurídicas “asumirá su responsabilidad en la Cámara de Diputados”. Camacho Quiroz dijo que su partido no prejuzga sobre la responsabilidad, ya que “el PRI se apega a la legalidad. Hoy es alguien señalado en una carpeta de investigación, se habla de una orden de aprehensión, aunque yo sólo tuve a la vista un comunicado del fiscal general del estado de Chihuahua, diciéndole a la Mesa Directiva que estaba abierta una carpeta de investigación”. Además, el coordinador del PRI calificó el tema como “un asunto anecdótico” y el partido seguirá adelante, ya que “tenemos suficientes asuntos en la agenda legislativa como para detenernos en uno de esta naturaleza”.