PAN y PRD en el Senado y San Lázaro exigen renuncia del gobernador de Nayarit por caso Veytia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- PAN y PRD en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados demandaron la renuncia del gobernador de Nayarit, el priista Roberto Sandoval, a raíz de la detención del ahora exfiscal general Édgar Veytia, acusado en Estados Unidos por conspiración, distribución y fabricación de heroína, cocaína, metanfetaminas y mariguana. Los legisladores de oposición demandan que Sandoval pida licencia al cargo y permita ser investigado, debido a que Veytia fue propuesto por él. “La conducta del gobernador priista de Nayarit es una vergüenza para el gobierno mexicano. Lo decente es que el señor renuncie y dé oportunidad a que, con claridad, se establezcan las cosas”, afirmó Fernando Herrera, coordinador de la bancada del PAN. Además, agregó, esa actitud parece estar en “el ADN de los priistas”, y calificó como “lamentable” lo que está ocurriendo con varios gobernadores. “Tal parece que hay consigna de proteger a todo funcionario emanado de las administraciones priistas. Y hoy los nayaritas y todo el país están exigiendo certeza, seguridad y claridad en lo que ocurrió”, remató. Por su parte, Dolores Padierna, coordinadora del PRD, destacó la necesidad de una investigación “a fondo”. Y el gobernador priista, dijo, “tiene que excusarse, se le puede investigar” por el nombramiento del fiscal, quien también fungió como secretario de Seguridad Pública en Tepic, cuando el actual mandatario Roberto Sandoval fue alcalde. “No haber hecho una investigación convierte en cómplice al gobernador al nombrar gente vinculada con el crimen organizado. Por eso nuestro país está pagando las consecuencias de una guerra fallida contra el narcotráfico, porque autoridades al más alto nivel, como un procurador, les ayudan”, explicó Padierna. Exigen investigación Marko Cortés, coordinador del PAN en San Lázaro, calificó de “muy lamentable y penoso el caso. Exigimos que se abra una investigación para ver si Roberto Sandoval no es parte de esa red de corrupción y narcotráfico. Por lo tanto, el PAN exige que el gobernador deje su cargo”. Y agregó: “Es inaceptable que el fiscal del estado sea precisamente el operador, el que traslada, el que opera, el que encubre a una red de delincuencia organizada, y nuestra preocupación es que de esta red de delincuencia, el gobernador pueda formar parte… Es inaceptable que un fiscal esté involucrado… exigimos que sea investigado porque presumimos que pueda ser parte de esa red”. A su vez Francisco Martínez Nery, coordinador del PRD y presidente de la Junta de Coordinación Política, consideró que el gobernador nayarita “debiera pensar si debe seguir en el cargo”. El funcionario detenido, añadió el perredista, “es una persona muy cercana al gobernador. Consecuentemente, yo estaría exhortando a que piense si debe seguir en el cargo, sobre todo por el hecho de que viene una elección en Nayarit y esa elección se puede ver empañada precisamente por la actuación de los servidores públicos, como el caso del fiscal”. “Por salud del estado debe pedir licencia. Es muy grave lo que ocurrió ahí. Es el fiscal, nada más y nada menos”, sentenció y agregó con tono de preocupación: “Nada bien le haría al país tener a un gobernador que está inmiscuido, seguramente, y que no puede ser que no conozca lo que hacen sus servidores públicos, las personas que él invitó a formar parte de su administración. Y que nos diga ahora que pues no, ya ahora no mete las manos por él, que antes sí las metía. La verdad es que eso no se lo cree nadie”. El priista y coordinador de la bancada, César Camacho Quiroz, evitó hablar del tema, pues sostuvo que éste “le atañe al gobernador de Nayarit y a los que están investigando los hechos, que hasta ahora no hemos conocido pero no es competencia de la Cámara de Diputados”. Veytia, operador político del PRI  En tanto que el diputado del PRD y exprecandidato al gobierno de Nayarit, Guadalupe Acosta Naranjo, también coincidió en que Roberto Sandoval se debe retirar de la gubernatura “por haber sido protector del exfiscal. “No le creemos al señor gobernador cuando dice que él no sabía nada, el gobernador del estado era el principal protector de Édgar Veytia. Era un gobierno a dos manos. Gobernaba Roberto Sandoval y gobernaba Édgar Veytia”, consideró Acosta Naranjo. Pero aún más, recordó Acosta Naranjo que Veytia era parte del Consejo Nacional de Seguridad, tenía un asiento donde se diseñaban las estrategias de seguridad en este país”, por eso, dijo, las autoridades federales tienen muy poca autoridad sobre la materia. Luego dijo que se tiene que indagar sobre toda la “red de complicidades”, y recordó que el propio Veytia “era el operador electoral del PRI, hoy mismo la mayor parte de los candidatos que el PRI está registrando formaban parte del equipo del exfiscal, me parece una terrible contradicción que una vez que esto está saliendo a la opinión pública, el PRI mantenga a los candidatos que están directamente vinculados a Veytia, particularmente en la capital del estado”, comentó. Ofreció nombres: “Carlos Saldate es el hijo político de Edgar Veytia; el de Bahía de Banderas, Héctor Santana, es otro de sus protegidos”, informó. También adelantó que “un equipo de legisladores propondremos el próximo martes una Comisión Especial de Investigación sobre el tema, porque no basta con que digan que no sabían. Se debe hacer una investigación profunda por el bien de las instituciones del país, y el gobernador debe ser separado de su cargo, porque sin lugar a dudas eran la mancuerna que gobernaba el estado.”