Ataques a Morena, 'distractor” de casos de Odebrecht y OHL en EU, Brasil y España, dice López Obrador

martes, 25 de abril de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los ataques a su partido son un distractor porque en Estados Unidos, Brasil y España se están “ventilando” casos de corrupción y sobornos de la empresa Odebrecht y OHL que involucran al expresidente Felipe Calderón y a su sucesor Enrique Peña Nieto. “Asuntos de corrupción donde están ‘hasta las chanclas’ Calderón y Peña”, afirmó en un video de ocho minutos difundido en su cuenta de Facebook. El tabasqueño dijo que el expresidente panista le entregó a Odebrecht contratos millonarios, igual que su homólogo priista. “Aprehendieron al dueño y al estilo norteamericano le dijeron: “si ‘cantas’, si ‘sueltas la sopa’, te bajamos la pena” y el dueño de esta empresa dio a conocer los nombres de los altos funcionarios que a nivel mundial fueron corrompidos”, agregó. López Obrador aseguró que “en esa confesión está la declaración de que Odebrecht dio sobornos en México por más de 10 millones de dólares”. Agregó que apenas en la Semana Santa, un periódico mexicano dio a conocer el caso “porque estos tienen el control de casi todos los medios de comunicación”, indicó. Ese periódico, dijo, reveló que una revista brasileña enlistó al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya con Peña Nieto, que antes fue miembro del Consejo de Administración de OHL. “Nomás hay que ver la mezcla”, dijo y recordó que el funcionario recibió un soborno de más de cinco millones de dólares. “Ayer, los diputados del PRI y del PAN elaboraron el dictamen para exonerar a Lozoya. Por eso hicieron mucho ruido con lo de nuestro video, los billullos esos que mandó Yunes para comprarme, 500 mil pesotes”, ironizó. “Lo sé todo”, aseguró López Obrador y acusó al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares y al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de haber mandado “a un grupo de personas” a grabar a la candidata de este partido a la alcaldía de Las Choapas, Veracruz, Eva Cadena Sandoval, recibiendo 500 mil de un desconocido para entregárselos a López Obrador. En su estudio repleto de libros, recargando el brazo izquierdo en el escritorio, el tabasqueño mostró una risa irónica y arqueando las cejas, espetó: “Lo sé todo ¡eh! Además de cómo decidieron difundir el video con el apoyo de todos los medios que están vendidos o alquilados al régimen”. El exjefe de gobierno capitalino aseguró que fue Osorio Chong quien le entregó el video al periódico El Universal, al que calificó de “gacetillero” del régimen. “Claro, Yunes y Chong”, resaltó. Esta mañana, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena admitió la queja contra Eva Felicitas Cadena Sandoval por violar la declaración de principios, el programa de lucha y los estatutos del partido, al recibir 500 mil pesos el pasado 6 de febrero, cuando apenas era candidata electa del partido a la presidencia municipal de Las Choapas, Veracruz. La inculpada, quien se defendió diciendo que le pusieron un “cuatro”, después de que El Universal difundió el video el lunes 24, renunció a la candidatura, al partido y hasta la retirarán de la fracción parlamentaria porque es diputada local con licencia. La todavía morenista declaró que el dinero era una supuesta donación de empresarios de Coatzacoalcos que es, por cierto, el único distrito que ganó Morena en esa entidad en las elecciones estatales del 2015 con la diputada federal Rocío Nahle. Yunes Linares y López Obrador se han confrontado públicamente desde el 2016, cuando el primero, apoyado por el PAN y el PRD, compitió con el candidato a gobernador de Morena, Cuitláhuac García. Desde entonces el expanista comenzó a vincular a Morena con el exgobernador Javier Duarte, aprehendido recientemente por defraudar al erario estatal. El pasado 22 de febrero, el exjefe de gobierno capitalino retó a Yunes Linares y puso en la mesa su retiro de la política si éste demostraba públicamente que Duarte le dio dinero a él o a Morena. De lo contrario, dijo, él debía renunciar a la gubernatura. De diversas maneras, López Obrador ha acusado a Yunes Linares de imponer a su hijo, Fernando Yunes Márquez, a la candidatura a la presidencia municipal del puerto de Veracruz. En 2016 lo hizo con su otro hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, actual alcalde de Boca del Río, ambos por el PAN. El 17 de marzo, López Obrador acusó a Yunes Linares de pretender “infiltrar” a Morena. El gobernador lo acusó por Twitter de recibir mil millones de pesos anuales por su partido, sin rendirle cuentas a nadie, por parte de Duarte. Ese día, López Obrador señaló a Enrique Peña Nieto de ordenarle a Osorio Chong que “congelara” las denuncias contra Yunes Linares interpuestas un año antes en la Procuraduría General de la República (PGR) “por corrupción, lavado de dinero y peculado” para que pudiera ser gobernador. Yunes Linares, por su parte, ha criticado a López Obrador porque no ha aportado pruebas de sus denuncias en las asambleas públicas. Lo ha calificado como autoritario, desequilibrado, desquiciado y corrupto. También ayer para desviar la atención, López Obrador mencionó al que llamó “el rey de los taxistas”, quien también “está metido” en el asunto de OHL, el presidente nacional del PRI, Enrique Reza, junto a la secretaria general del partido, Claudia Ruiz Massieu, sobrina del expresidente Carlos Salinas de Gortari; además del coordinador de los diputados federales priistas, el exgobernador del Estado de México, César Camacho Quiroz y el senador Emilio Gamboa Patrón, para informar que denunciarán a López Obrador. “Se supo después que la sobrina de Salinas perdió la bolsa. Es seguro que se la clavaron o el del PRI o Gamboa”, se ufanó. Recordó que en esa conferencia de priistas anunciaron que lo van a denunciar “por lo que me mandó Yunes en acuerdo con Peña. Nada. ¡Puro cuento! Lo que no querían era que se supiera esto de Lozoya y no apareció hoy en los medios de comunicación”, agregó. El tabasqueño añadió que ahora es investigado en España el dueño de OHL porque le daba dinero al Partido Popular del país ibérico que es “de derecha, conservador. Algo parecido al PAN”. Mencionó que OHL es la empresa a la que Peña Nieto dio contratos de construcción de obra pública y había hecho negocios con Calderón y de México salió el dinero para financiar al Partido Popular. “Es un escándalo en España”, dijo. Insistió en recordar que Lozoya fue miembro del Consejo de Administración de OHL y que el líder priista Ochoa Reza estuvo involucrado estuvo involucrado cuando era director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Pero el más involucrado, dijo López Obrador, es Calderón, pues hizo una reunión del Consejo de Administración de Odebrecht en Los Pinos “y Peña Nieto”.

Comentarios