Dan aval a nuevo comisionado de IFT e intentan pasar la Ley Televisa-Döring

martes, 25 de abril de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por 84 votos a favor el pleno del Senado ratificó el nombramiento de Arturo Robles como nuevo comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones por un periodo de nueve años, en tanto en San Lázaro se frustró hoy el intento de aprobar fast track la llamada Ley Televisa-Döring, que pretende restarle facultades al IFT en el terreno de la defensa de los derechos de las audiencias y la regulación a los medios de comunicación. Robles Rovalo se desempeñaba como director general adjunto de análisis prospectivo en el seno del IFT, de junio 2015 a la fecha. Según su perfil laboral y académico, es ingeniero con dos maestrías y un doctorado en telecomunicaciones; fue consultor privado, asesor especializado, investigador, profesor asistente, y ha laborado tanto en el ITAM como en la organización Transparencia Mexicana. El dictamen del Senado consideró que sustentó su capacidad y experiencia en las materias del instituto y se comprometió a garantizar los derechos de las audiencias y la legalidad en las decisiones que toma el IFT. A la par, en la Cámara de Diputados la Junta de Coordinación Política (Jucopo) aprobó de última hora incluir el dictamen de la Comisión de Radio y Televisión, con modificaciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que es considerada como una contrarreforma al quitarle facultades al IFT y beneficiar los reclamos de los concesionarios. Hasta el momento las bancadas de PRD, Morena, PT y MC han expresado su oposición a que se apruebe esta reforma conocida como Ley Televisa-Döring, en referencia al diputado federal panista Federico Döring, quien presentó la iniciativa para reformar distintos artículos que se refieren a las facultades del IFT en materia de derechos de las audiencias. La bancada del PAN en la Cámara de Diputados se encuentra dividida frente a esta iniciativa, mientras que el PRI y el Partido Verde la han respaldado. El coordinador de la bancada del MC, Clemente Castañeda, presentó una moción suspensiva a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, argumentando que el dictamen “prácticamente pretende derogar la atribución que la propia Constitución en su artículo sexto mandata al IFT como organismo constitucional autónomo para tutelar los derechos de las audiencias y establecer los mecanismos para su protección”. La moción suspensiva critica la “apresurada aprobación” del dictamen y destaca “el intenso debate público sobre los alcances y el posible impacto negativo de dicha reforma”. “El dictamen en cuestión elimina de facto los mecanismos que hacen posible proteger los derechos de las audiencias, lo que vulnera lo establecido en la fracción VI del apartado B del artículo sexto de nuestra Constitución”, indica la moción suspensiva.