'De panzazo”, Elías Azar es ratificado en el Senado para ser embajador en Holanda

jueves, 27 de abril de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con nula experiencia diplomática y cuestionado por su desaseado manejo financiero y sus continuas reelecciones al frente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Edgar Elías Azar fue ratificado “de panzazo” --con sólo 52 votos a favor, 19 en contra y seis abstenciones--, como nuevo embajador de México en los Países Bajos. La decisión contrarrestó con las otras ocho propuestas de embajadores y embajadoras que fueron ratificados por unanimidad de 82 votos en la Cámara Alta. En la última sesión del periodo ordinario, el Senado de la República ratificó a Elías Azar, quien también será representante permanente ante la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). El magistrado realizó un inusual cabildeo en los pasillos del Senado, especialmente con la oposición del PRD y del PT-Morena, quienes no lo apoyaron. En Holanda tienen su asiento los organismos internacionales más relevantes en materia de justicia, organizaciones de la sociedad civil, la coalición para la Corte Penal Internacional, Parlamentarios para la Acción Global, la Federación Internacional para los Derechos Humanos, entre otros. El caso de Elías Azar es considerado un “escándalo” para varios senadores de la oposición porque el expresidente del máximo tribunal de la Ciudad de México se reeligió por un tercer periodo para 2016-2018 y pretendía quedarse al frente del organismo colegiado de 79 magistrados hasta el 2021. Por esta razón, sus opositores lo llamaron el “Porfirio Díaz judicial”. Elías Azar dejó también una estela de polémicas. Fue señalado en Estados Unidos por recibir presuntos sobornos a jueces del Tribunal a cambio de fallos favorables. Perdió 120 millones de pesos del erario al invertir los fondos del tribunal en Ficrea. Realizó negocios inmobiliarios con las empresas de Carlos Slim con absoluta opacidad y sin rendir cuentas al pleno. Amparos y amenazas En un hecho insólito, tres magistradas del Tribunal promovieron un amparo en contra de su reelección y recibieron presiones de todo tipo, incluyendo presuntas amenazas de la Consejería Jurídica de Los Pinos para que se desistieran. Las tres magistradas –Petra Quezada, María de Jesús Medel Díaz y Concepción Ornelas Clemente-- solicitaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que ejerciera su “facultad de atracción” ante sus tres amparos. Afirmaron en su solicitud que “no existe precedente alguno en donde se cuestione constitucionalmente a través de juicios de amparo, la elegibilidad de un presidente del Tribunal Superior de Justicia de este país y, por ende, tampoco existe antecedente relacionado con el sobreseimiento fuera de audiencia constitucional de juicio de amparo promovidos por las quejosas bajo el argumento de que los actos reclamados se encuentran consumados de modo irreparable”. Protegido por varios poderes fácticos, incluyendo a las televisoras y poderosos empresarios, así como por el circuito de jueces y magistrados incondicionales que él nombró durante sus casi 10 años al frente del TSJ capitalino --tomó posesión en 2008 para un primer periodo que culminó en 2012--, Elías Azar se reeligió para 2012 y 2015. Para ello, se valió de un artículo transitorio en la reforma al artículo 33 de la Ley Orgánica del tribunal para reelegirse por otro tercer periodo en 2016 y 2018 y pretendía quedarse hasta el 2021. A principios de marzo, ordenó la elaboración de una controversia constitucional que el Tribunal interpuso ante al SCJN contra la recién publicada Constitución de la Ciudad de México, por considerar que invadía la autonomía del Poder Judicial, al crear –entre otros conceptos-- un Consejo Ciudadano que hiciera contrapeso a las decisiones de los magistrados. Sorpresivamente, Elías Azar renunció el pasado 30 de marzo a la presidencia del Tribunal y se quedó en su lugar Álvaro Augusto Pérez Juárez, incondicional suyo, que cubrirá su periodo desde abril 2017 hasta noviembre de 2018. El Ejecutivo federal lo propuso como embajador en los Países Bajos junto con otros 18 personajes, de los cuales, varios son políticos del PRI y exfuncionarios de la SCT o de otras dependencias con nula experiencia diplomática previa. En la sesión de este jueves 27 de abril fueron ratificados como embajadores en Suiza, el exsenador y excandidato priista a gobernador de Baja California, Fernando Castro Trenti, y la exsubsecretaria de Comunicaciones, Mónica Aspe Bernal, quien será representante de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Ellos fueron ratificados por unanimidad, a diferencia de Elías Azar. Como nuevo embajador ante la Santa Sede, el Senado ratificó por unanimidad también a Jaime Manuel del Arenal Fenochio, quien propuso un diálogo sobre la nueva realidad que vive el mundo con El Vaticano. Norma Bertha Pensado Moreno fue ratificada como embajadora en Rusia; Ernesto Céspedes Oropeza en Finlandia; David Renato Nájera Rivas en Hungría; Jorge Castro Valle Kuehne en Noruega; Rosaura Leonora Rueda Gutiérrez en la República Checa; y María Angélica Arce Mora, será embajadora en Marruecos.  

Comentarios

Otras Noticias