Comando Norte de EU destaca evolución de la relación Pentágono-Sedena

jueves, 6 de abril de 2017
WASHINGTON (apro).- La relación entre las fuerzas armadas del Pentágono y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de México evoluciona como una Alianza Institucional Estratégica (AIE) para proveer seguridad en la región, aseguró el Comando Sur de Estados Unidos. Ante el Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Senadores del Congreso federal, la general Lori J. Robinson, jefa del Comando Sur, destacó la cooperación con la Sedena como parte de una estrategia de seguridad regional y combate al crimen organizado que no tiene precedentes en la relación con México. “Estamos siendo testigos de una evolución de las fuerzas militares de México, de ser una fuerza (bélica) concentrada en la seguridad interior, a una que tiende a incrementar su capacidad de proveer seguridad y liderazgo en América Latina”, afirmó ante los senadores estadunidenses. Como parte de esta “evolución” de las fuerzas armadas mexicanas, Robinson resaltó la decisión de la Sedena de ser el co-anfitrión de la reunión de la Conferencia de Seguridad en Centroamérica con el Comando Norte y el Comando Sur, que se celebrará este mes. “Este foro fortalecerá el liderazgo de las fuerzas armadas mexicanas en Centroamérica, y tengo la confianza que fungirá como catalizador para un gran involucramiento que robustecerá la seguridad regional”, dijo. En la audiencia legislativa, el almirante Kurt W. Tidd, jefe del Comando Norte, y la general Lori J. Robinson insistieron en que México es un aliado crucial de Estados Unidos para la seguridad y estabilidad en las Américas y para contener las amenazas, como el crimen organizado y el tráfico de narcóticos y personas. De manera rutinaria la Sedena y las fuerzas del Pentágono colaboran en la preparación de operaciones para enfrentar crisis internas y externas, apuntó la general del Comando Sur. Señaló, asimismo, que la relación que disfruta el Comando Norte con la Sedena y la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) “continúa desarrollándose como una Alianza Estratégica Institucional”. De la relación con las fuerzas armadas mexicanas, se refirió a la percepción que tienen ambas instituciones marciales sobre el impacto negativo del flujo de drogas y personas en la frontera Estados Unidos-México. Para afrontar estos retos, Robinson explicó al Comité que con la Sedena y la Semar realizan con frecuencia ejercicios militares y adiestramiento de soldados y marinos de fuerzas especiales en territorio estadunidense. En este sentido, explicó que desde 2012 a la fecha, el Comando Norte supervisó el entrenamiento de casi 8 mil elementos de la Semar. Las fuerzas especiales de marinos mexicanos son las unidades enfocadas a detener, eliminar y desmantelar a los criminales más peligrosos del narcotráfico y del crimen organizado en el país. Por ejemplo, apuntó, en 2009 marinos mexicanos liquidaron en Cuernavaca, Morelos, a Arturo Beltrán Leyva, en ese entonces jefe del Cártel de los Beltrán Leyva, incisión criminal del Cártel de Sinaloa. “Estamos concentrados en garantizar la entrega a tiempo de un número récord de venta de equipo militar a la Sedena y Semar”, puntualizó la jefa del Comando Sur. Las ventas a las que se refirió y que son por más de mil millones de dólares, incluyen equipo bélico de alto poder, como los helicópteros artillados de la clase UH-60 Black Hawk y vehículos artillados de varias tracciones y alta movilidad para múltiples propósitos. El Comando Norte y el del Sur establecieron que en materia regional trabajan con la Sedena y la Semar para mejorar la vigilancia y seguridad en las fronteras que comparte México con Guatemala y Belice, al sur, ambas puertas de entrada de drogas y personas procedentes de América Latina. “La capacidad del Comando Norte para ofrecer una colaboración específica, intercambios profesionales y entrenamiento militar con México, depende mucho de nuestros valientes diplomáticos-guerreros, quienes construyen lazos de confianza con sus contrapartes militares”, concluyó Robinson.