"Agarren todo lo que les dé el PRI, pero voten por Morena", dice Armando Guadiana

viernes, 12 de mayo de 2017
SALTILLO, Coah. (apro).- Bajo un intenso sol, Armando Guadiana, candidato de Morena a la gubernatura del estado, se reunió este viernes con locatarios del mercado de la Plaza a la Madre, en esta ciudad, y llevó consigo a su botarga, un auténtico “clon popular” del aspirante, que de de inmediato fue rodeada por decenas de “marchantes” para tomarse una selfie. Desde un puesto de comida, uno de los locatarios dijo a Guadiana que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha repartido en su colonia más de 20 despensas por casa en el tiempo que lleva la campaña electoral. Las despensas incluyen “paquetes de carne”, además de avena, aceite para cocina y diversos artículos para el hogar. “La carne se la doy a los perros y mascotas de la colonia. El resto lo regalo. Sólo me quedo con el aceite porque lo uso en mi negocio”, subrayó el hombre. “Agarren todo lo que quieran”, pero voten por Morena, respondió el candidato, y sostuvo que está informado de que el PRI reparte todo tipo de dádivas por todo el estado, como tinacos para las viviendas. “Definitivamente tenemos una elección de Estado en la que se reparten dádivas y quieren defender a capa y espada que continúe y se encubra la corrupción y la impunidad”, señaló Guadiana en entrevista con Apro. En el caso de la campaña del candidato del PRI, Miguel Ángel Riquelme, dijo, el dinero fluye del partido nacional y del gobierno estatal. “Además le llega dinero del municipio de Torreón, donde dejó un empleado al frente de la presidencia municipal, Jorge Luis Morán, quien se queda de alcalde interino precisamente para seguir con la llave abierta para proporcionar recursos a la campaña de Riquelme”. Luis Morán se desempeñó como secretario de Seguridad en la época en que 130 reos se fugaron de la cárcel de Piedras Negras, agregó. “Estamos luchando contra un monstruo de dinero que le llega al PRI”, subrayó. Guadiana y el resto de los candidatos de oposición han denunciado que con todo el poder del gobierno se pretende imponer a Riquelme para continuar “tapando” la corrupción de los hermanos Moreira Valdez. Y recordó que el actual gobernador, Rubén Moreira, permitió que empresas fantasma desviaran más de 500 millones de pesos, además de que uno de los miembros de su gabinete, Gerardo Garza Melo, era socio del capo del narcotráfico preso en España, Juan Manuel Muñoz Luévano, El Mono Muñoz. No sólo eso, dijo, también continúo ofreciendo contratos millonarios a Luis Castillo Cervantes, “El Rey de los Dragones”, acusado en una Corte Federal de Estados Unidos por pagar sobornos a cambio de esos contratos. De acuerdo con Guadiana entre sus principales propuestas destaca el mejoramiento del sistema público para la salud, la seguridad y la generación de empleos. “Coahuila debe mejorar los servicios de salud que brinda a los ciudadanos, además de trabajar en unidad para garantizar la tranquilidad de cada familia coahuilense, y crear políticas que fortalezcan las pequeñas y medianas empresas, para que con ello se genere empleo”, señaló. De igual manera, reveló que negocia con el abanderado del Partido del Trabajo, José Ángel Pérez, y los dos candidatos independientes para que apoyen la campaña de Morena, dado que encabeza las preferencias electorales entre los candidatos de oposición. “Para el 15 de mayo se tendrán una decisión”, aseguró. Con las corruptelas del PRI y del PAN, esos partidos van a la baja y la campaña de Morena continúa subiendo, “en una pendiente no muy rápida, pero vamos subiendo”, apuntó. Guadiana denunció que a la campaña de Acción Nacional llega dinero de Puebla por parte del exgobernador Rafael Moreno Valle, pero también de Tamaulipas. En este caso, señaló, está involucrado Francisco Javier Cabeza de Vaca. “Luego de recorrer los 38 municipios de Coahuila puedo percibir que existe un gran hartazgo entre la población por la corrupción e impunidad, y por el problema de salud e inseguridad”. En Coahuila, sostuvo, el PRI tiene un voto duro que suma el 23% del total de electores. Y para que gane la oposición, detalló, alrededor del 60% del padrón electoral (unos 2 millones 53 mil electores) debe votar. Si el hartazgo de la población se refleja en las elecciones del próximo 4 de junio, “el PRI de Coahuila se va al cesto de la basura”, remató.