Peña admite que el 2017 representó 'un desafío mayor” al esperado   

miércoles, 3 de mayo de 2017
JOJUTLA, Mor. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto admitió frente a los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), que en materia de inseguridad “el 2017 nos presentó un desafío mayor”, a pesar de los esfuerzos que habían resultado en una disminución gradual de los índices de criminalidad. Al encabezar la LII Reunión Ordinaria de la Conago, el jefe del Ejecutivo federal reconoció que ante el problema que representa la inseguridad en el país, “estamos todavía ausentes”, por lo que hizo un llamado a cerrar filas para evitar un repunte de la violencia donde ya se tenía “contenida”. A un día de la captura de Dámaso López, El Licenciado, presunto sucesor de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, aprovechó para apurar el paso y continuar promoviendo ante el Congreso de la Unión las “reformas necesarias” que hagan una realidad la Ley de Seguridad Interior y la que concentraría el mando policial. Peña Nieto aseguró que en varios estados de la República, donde la seguridad había sido contenida “nuevamente empezaron a regresar escenarios del pasado que no queremos que vuelvan. “No podemos permitir que los esfuerzos que se habían logrado en el pasado reciente, en el que habíamos logrado ya lograr una tendencia a la baja en la criminalidad de distintos delitos que se cometían en esas entidades, nuevamente estén regresando”, dijo. Luego felicitó al Ejército Mexicano y a la Procuraduría General de la República (PGR), por “la coordinación” que les llevó a la captura del Dámaso López: “Felicidades por esta gran acción que ha permitido la detención de este delincuente de alta peligrosidad”, elogió. Peña Nieto también se refirió a las elecciones del próximo 4 de junio en cuatro entidades de la República, incluido el Estado de México y llamó a cumplir el compromiso de que los comicios transcurran en un escenario de paz y tranquilidad: “De cara a las elecciones que se efectuarán en cuatro estados del país, estamos comprometidos a que sea un proceso democrático ejemplar. Esta es la misión que nos hemos propuesto gobernadores y el gobierno de la república para dar espacio a reafirmar nuestra vocación democrática que tenemos como nación”, señaló. Y rechazó la visión “dicotómica y maniquea” que sólo ve “que hay buenos y malos”. También hizo un llamado a la defensa de las instituciones “que son cuestionadas” y puestas en duda. “No todo es bueno, pero también es cierto que no todo es malo. Es cierto que ha habido avances, como hay que reconocer que aún hay rezagos”, recalcó. Durante la reunión de gobernadores se relevó de la presidencia de la Conago al gobernador de Morelos Graco Ramírez y a partir de hoy el cargo lo ocupa su homólogo Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México. En ese marco, Peña Nieto pidió el apoyo de los gobernadores: “Estamos resueltos como Estado mexicano a combatir la corrupción y desterrar este flagelo que por décadas se ha anidado en nuestra cultura y nuestra sociedad”, pero es necesario que los gobiernos locales realicen esfuerzos “mucho más decididos y también comprometidos”, sostuvo. Finalmente, llamó a respetar la ley y hacer valer las instituciones: “Lo más importante es que le demos impulso real (a la democracia), (que) actuemos como hemos protestado hacerlo, respetando la ley, pero realmente hagamos un esfuerzo permanente por reivindicar el valor que tienen las instituciones democráticas”. Un mes después de la detención de dos exgobernadores priistas acusados de corrupción, el presidente dijo que México “define sus gobiernos precisamente del ejercicio de la democracia pero que no se agota ahí, sino que los gobiernos actuamos y nuestro actuar será mucho más eficiente y de mayores resultados en la medida que seamos gobiernos democráticos de manera permanente”.