Peña Nieto promete justicia, recursos para proteger a periodistas y posible relevo de fiscal especial

jueves, 4 de mayo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO, (apro).- Durante una hora y media, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) y el presidente Enrique Peña Nieto abordaron las condiciones de inseguridad, así como la impunidad que persiste en los asesinatos y agresiones del gremio en México. La visita de una delegación del CPJ se enmarca en la presentación de su informe “Sin excusas”, presentado ayer –Día Internacional de la Libertad de Prensa— en el que se documenta la impunidad en 40 asesinatos relacionados con el ejercicio de la profesión, así como 50 casos más en los que los motivos no son claros, además de otras agresiones y vulnerabilidades. “El gobierno y el sistema de justicia penal ahora deben actuar en consecuencia respecto a las promesas del presidente”, expresó Carlos Lauría, coordinador del Programa para las Américas de la organización, luego de saludar una serie de compromisos hechos por Peña Nieto durante el encuentro. La reunión, celebrada en la residencia oficial de Los Pinos, fue privada y la información disponible se difundió en los comunicados emitidos por la organización defensora de periodistas y la Presidencia de la República, que sin embargo, discrepan sobre aspectos medulares. Por ejemplo, el CPJ informó sobre la posible remoción del fiscal especial de Delitos contra la Libertad de Expresión, Ricardo Nájera, que habría puesto sobre la mesa el procurador general Raúl Cervantes; también dio a conocer el compromiso de Peña Nieto por la asignación de un presupuesto especial del mecanismo de protección de periodistas que se agotó en octubre, así como a priorizar el combate a la impunidad en los casos abiertos, la seguridad y la protección de periodistas. Por parte de la Presidencia, se informó que Peña Nieto “resaltó avances en los mecanismos de protección a comunicadores y defensores de los derechos humanos”; también que “reconoció que organizaciones como el CPJ son aliadas importantes para mejorar las condiciones de los comunicadores en el país”, pero sobretodo, habría reiterado lo expuesto ayer por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al trasladar la responsabilidad de seguridad y protección al ámbito local: “El trabajo coordinado con autoridades locales es fundamental para lograr una verdadera política de Estado en la materia”, habría expuesto Peña Nieto según la Presidencia, sin mencionar qué respondió la delegación del CPJ que, por su parte, tampoco expuso si esa afirmación se dio durante el encuentro. La información difundida por la Presidencia es insistente en declarar que el mandatario mexicano recordó que su gobierno fue el primero en reconocer la necesidad de protección y fue entonces cuando expuso lo relacionado con las autoridades locales. A diferencia de lo expuesto por la Presidencia, el CPJ informó: “Aludiendo al historial de México en materia de impunidad, el presidente declaró que la reforma judicial está en marcha y reconoció que se necesitaba urgentemente trabajar más: ‘Necesitamos consolidar el nuevo sistema de justicia, pero ello no es una excusa’”. La Presidencia expuso que Carlos Lauría "agradeció la voluntad del gobierno de México para dialogar franca y abiertamente sobre los problemas que enfrentan los periodistas para ejercer su profesión en el país”. En tanto, el CPJ informó: “Saludamos el compromiso del presidente Peña Nieto para romper este ciclo criminal y asegurar que se proteja a los periodistas amenazados”. A Peña Nieto lo acompañaron esta tarde, además del procurador general, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el subsecretario de Derechos Humanos, Roberto Campa Cifrián; y el coordinador de Comunicación Social y vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez. En tanto, la delegación del CPJ, además de Carlos Lauría, asistieron, Jonathan Klein, de Getty Images, y el corresponsal del CPJ en México, Jan-Albert Hootsen.