Exigen a Benito Neme aclarar denuncias por corrupción en Capufe

lunes, 8 de mayo de 2017
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La dirigencia estatal de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) del PRI pidió al director general de Caminos y Puentes Federales (Capufe), Benito Neme Sastré, compadre del presidente Enrique Peña Nieto, que aclare “puntualmente” presuntos actos de corrupción en esa dependencia. La semana pasada, la organización civil “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad”, denunció que el director de Infraestructura de Capufe, Mauricio Sánchez Woodworth, número dos en ese organismo público, filtró información confidencial sobre especificaciones y montos de obras para beneficiar a empresas que ganaron licitaciones por 770 millones de pesos. El líder estatal cenopista, Luis Rodrigo Marín Figueroa, dijo que Benito Neme, como cabeza de Capufe, debe aclarar esa grave acusación de presunta corrupción. “Yo creo que si es algo que lo atañe a él o al organismo que él preside, pues (Benito Neme) lo tendrá que aclarar puntualmente. Como servidor público tiene obligaciones y derechos, y tiene que actuar conforme a lo que determina la ley de responsabilidades de los servidores públicos”, manifestó. “Considero que si hay alguna situación de este tipo, puntualmente lo debe aclarar Capufe o la Secretaría de la Función Pública, porque hasta donde yo sé ese tipo de asignaciones se hacen a través de instituciones financieras”, añadió el priista. Tras la publicación de la investigación del organismo civil, Capufe presentó una denuncia ante la PGR y el Órgano Interno de Control de la Secretaría de la Función Pública (SFP). Benito Neme Sastré es hijo del fallecido exgobernador de Tabasco Salvador Neme Castillo que, en enero de 1992, dejó trunco su sexenio al separarse del cargo por denuncias de corrupción en su gobierno e “intrigas” de Roberto Madrazo y su primo Manuel Gurría Ordóñez. Neme Castillo asumió la gubernatura el 1 de enero de 1989 y cayó el 28 de enero de 1992. Lo sustituyó el senador Manuel Gurría Ordóñez hasta concluir el sexenio el 31 de diciembre de 1994. Gurría Ordóñez entregó la gubernatura a Roberto Madrazo en enero de 1995 hasta el 31 de diciembre del año 2000. Después de su solicitud de licencia al Congreso para separarse definitivamente del cargo, Neme Castillo se dirigió al aeropuerto de esta capital para viajar a la Ciudad de México y ocupar su nuevo trabajo: Coordinador Nacional de Fomento Pecuario de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, que encabezaba Carlos Hank González. Durante los tres años y un mes que duró en la gubernatura, Neme Castillo se peleó con los grupos políticos del PRI e incrustó en su gobierno a familiares, compadres y amigos que finalmente lo hundieron por los grandes negocios que tejieron a la sombra del poder, según documentó y denunció en su momento el PRD. Debilitado políticamente por acusaciones de corrupción y nepotismo, en las elecciones intermedias de 1991 pretendió imponer a sus amigos como alcaldes y diputados locales, mediante fraude electoral, provocando como respuesta el “éxodo por la democracia” del PRD hacia la Ciudad de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, la puntilla para su caída. Para lo cual también contribuyeron Manuel Gurría y Roberto Madrazo. En una entrevista de entonces, el exdirigente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Agapito Domínguez Lacroix, denunció que las “intrigas” de Madrazo y su primo Gurría ante el presidente Carlos Salinas y el dirigente nacional del PRI, Luis Donaldo Colosio, provocaron finalmente la salida de Neme Castillo. Hijo de Agapito Domínguez Canabal –muerto en 1970 en plena campaña por la gubernatura de Tabasco- Domínguez Lacroix, relató: “Indiscutiblemente que fue una operación basada en la intriga de Roberto Madrazo y Manuel Gurría para sacar a Salvador Neme del gobierno de Tabasco. Roberto, abusando de la amistad que tenía con Luis Donaldo Colosio, le hace sentir que hay graves conflictos políticos en Tabasco y crea también un clima adverso en la prensa de la ciudad de México resaltando los conflictos en el estado. Y como era el sexenio de Carlos Salinas, en el que se desconocían a muchos gobernadores porque no eran afines a ellos, aprovecharon esta situación para intrigar contra Salvador Neme y hacerlo caer”. Hernán Barrueta García, secretario particular del gobernador Neme Castillo, también acusó a Madrazo y Gurría de conspirar para tumbar del cargo a su jefe. Barrueta García ocupa ahora la delegación en Tabasco de la secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y en entrevista de 2004 contó que Madrazo y Gurría conspiraron contra Neme para provocar su caída y asumir ellos el poder en Tabasco, lo que finalmente sucedió. “Ese grupo estaba muy cerca de Colosio y aprovecharon para que sucediera lo que sucedió”, acusó. El pasado mes de abril, Hernán Barrueta y Rafael González Lastra, quien fungió como subsecretario de Gobierno con Neme Castillo, organizaron un desayuno con nutrida concurrencias de amigos y simpatizantes de Benito Neme, en lo que se calificó como “virtual” destape del director de Capufe para la gubernatura en 2018. Un mes anterior, en marzo, el diario local “Ahora Tabasco”, difundió una encuesta realizada en redes sociales en la que Benito Neme y Ady García, exdiputada federal y exvocera de Roberto Madrazo, encabezan las preferencias por el PRI para la candidatura a la gubernatura. De 497 mil votos, el director de Capufe obtuvo 38.99 por ciento; Ady García, 34.56; la diputada federal Georgina Trujillo, 11.77; el senador Humberto Mayans, 10.12 por ciento y el resto entre otros aspirantes.