Torturan y encajuelan a tres en Cosoleacaque; en Xalapa, hallan en bolsas a descuartizado

sábado, 1 de julio de 2017 · 19:49
XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- Cuatro personas ejecutadas en dos distintos eventos fue el saldo de la jornada violenta registrada este sábado en Veracruz. En Cosoleacaque, al sur de la entidad, tres personas fueron encontradas sin vida en la cajuela de un automóvil tipo Jetta, con placas del estado de Chiapas. Los cuerpos apilados presentaban evidentes huellas de tortura, herida de bala y fueron dejados abandonados en un camino rural de este municipio sureño de Veracruz, el cual tiene salidas carreteras hacia Chiapas y hacía Tabasco. En Xalapa, capital del estado, un cuerpo desmembrado, envuelto en bolsas negras fue dejado en la colonia 21 de marzo, al norte de la ciudad. Los restos humanos tenían un narcomensaje de amenazas entre grupos delincuenciales. Apenas al cierre del mes de junio, Veracruz reportó cerca de un centenar de ejecutados. Hace diez días el gobierno de Miguel Ángel Yunes le declaró la guerra al narcotráfico. Apenas ayer, Yunes Linares dijo que no habrá impunidad contra la delincuencia organizada y sí “mano dura” contra los jefes de plaza que operan en la entidad y que recientemente fueron detenidos o abatidos en los vecinos estados de Puebla y Tabasco. En entrevista con reporteros de Xalapa, Yunes Linares celebró el “abatimiento” de Ricardo Arturo Pacheco Tello, “El Quino”, jefe de plaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Veracruz, quien murió junto con dos de sus sicarios, en un enfrentamiento con integrantes de la Secretaria de Marina-Armada de México en el municipio de Chipilo en Puebla. Un día antes, una célula delincuencial del CJNG, integrada por diez elementos fue detenida por fuerzas federales en una colonia popular de la ciudad de Puebla, entre los detenidos se encontraban los cuatro sicarios que acribillaron a dos policías federales en Ciudad Cardel el sábado pasado, entre ellos, Camilo Castagné. “Nos comprometimos que no habría impunidad, que actuaríamos con firmeza. Se detuvo a los responsables, se ha actuado con mucha energía. En Puebla fue abatido El Quino, el jefe de plaza de la delincuencia en la zona… quiero agradecer a la Marina, Ejercito, a la Gendarmería, en Veracruz vamos avanzando, entiendo que hay retos por delante”. En Cárdenas, Tabasco, el día de ayer fue detenido Hernán Martínez Zavaleta y/o Jorge Martínez López “El Comandante H”, jefe de plaza de una célula de Los Zetas que opera en el sur de Veracruz y en el norte de la entidad tabasqueña.

Comentarios