Erradicar embarazo de menores de 14 años para 2030, la apuesta del gobierno: Osorio Chong

miércoles, 12 de julio de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Prevenir y erradicar el abuso infantil y el embarazo en adolescentes debe ser una prioridad de todos, gobierno y sociedad, señaló este miércoles el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong. Destacó que el embarazo adolescente y el envejecimiento poblacional son retos que el gobierno de Enrique Peña Nieto enfrenta “con decisión y visión de largo plazo”. "El propósito es claro: hacia el año 2030, disminuir a la mitad la tasa de fecundidad adolescente y erradicar el embarazo en niñas menores de 14 años", resaltó al encabezar la conmemoración del Día Mundial de la Población. De acuerdo con el funcionario federal, en México hay actualmente 22.4 millones de adolescentes de entre 10 y 19 años de edad “que merecen un desarrollo pleno y el despliegue de todas sus capacidades y no ver frustrados sus anhelos por un embarazo a temprana edad”. Esa situación, aclaró, afecta su permanencia en la escuela, sus ingresos futuros, oportunidades y desarrollo, sobre todo cuando son producto de violencia. Y puso como ejemplo la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, en la que, subrayó, se coordinan los esfuerzos de instituciones y dependencias de los tres niveles de gobierno, de la academia, especialistas y organizaciones de la sociedad civil. De igual manera, expuso que anticipando los retos demográficos se trabaja en una estrategia para hacer frente al envejecimiento con el propósito de promover, proteger y asegurar las condiciones sociales, económicas y de salud de la población adulta mayor. “Para que las y los mexicanos envejezcan de manera sana y activa, manteniendo un nivel de autonomía e independencia física y económica, que les permita seguir siendo parte esencial del desarrollo del país”. Resaltó que México mira de frente a los desafíos demográficos, con una política de población sólida, con estrategias puntuales y acciones aplicadas en el presente, en favor de las generaciones actuales y futuras. El funcionario federal precisó que el perfil de México y de su población es distinto al de hace cuatro décadas. Ahora, detalló, el número de habitantes ha crecido de 50 a más de 123 millones; la esperanza de vida pasó de 60 a 74.5 años de edad en promedio; la tasa de fecundidad disminuyó de 6.3 a 2.2 hijos por mujer, y la mortalidad infantil disminuyó de 80.9 a 11.7 por cada mil nacimientos. En su oportunidad, el representante del Fondo de Población de Naciones Unidas en México, Arie Hoekman, señaló que el país ha sido un buen ejemplo en materia de control de crecimiento poblacional, sin embargo el desafío de disminuir las altas tasas de embarazo en mujeres adolescentes sigue latente. "En la promoción de planificación familiar en México, no hay que bajar la guardia", dijo. Hoekman aseguró que la inversión en la planificación familiar significa contribuir para la prosperidad de los países, y pidió reflexionar acerca del impacto social y ambiental que genera el crecimiento de la población mundial.