Vándalos asesinan a estudiante y golpean a taxista en distintos municipios de Campeche

viernes, 25 de agosto de 2017
CAMPECHE, Cam. (apro).- Una nueva racha de violencia, en la que otro joven estudiante fue asesinado y un taxista fue brutalmente golpeado, en ambos casos por jóvenes vándalos, atizó la indignación popular por la ineficacia de las autoridades en materia de seguridad. El primer caso se suscitó en la cabecera municipal de Escárcega, en el concurrido parque Lool Beek, donde Antonio Giovanni Domínguez Rodríguez, quien había ido a ejercitarse, cayó muerto a causa de una puñalada en el pecho cuando intentó defender a un menor a quien golpeaban cinco pandilleros. El crimen fue perpetrado a las 19:00 horas, pero a plena luz del día, y ante numerosas personas, incluso niños, que se encontraban en el sitio, lo que permitió identificar a los agresores que huyeron en el mismo vehículo en el que instantes antes habían llegado. Algunos de los testigos del homicidio siguieron a los vándalos hasta el predio en el que intentaron esconderse. La casa fue sitiada por familiares y amigos de la víctima, pero también por ciudadanos enardecidos que amenazaban con cruzar el cerco policiaco e irrumpir en el predio para sacar a los pandilleros si las autoridades no lo hacían. Avanzada la noche, la policía ministerial finalmente logró detener al presunto asesino, identificado como “Brayan”, y dos de los presuntos involucrados. El joven asesinado era nieto del presidente de la Unión Ganadera Local, Rodín Domínguez Valencia. Mientras, en esta capital, un taxista fue brutalmente golpeado y lesionado con arma blanca por vándalos que le solicitaron un servicio. Los agresores arrojaron al taxista del vehículo para robárselo. La víctima logró pedir auxilio a sus compañeros, quienes, de inmediato montaron un operativo para localizar su unidad. El auto fue encontrado en un paraje del barrio de Samulá, pero al verse descubiertos, los asaltantes se dieron a la fuga con rumbo al ejido Chulbac, donde la unidad terminó atascada en el lodo. Dos de los agresores fueron detenidos y entregados a la autoridad, pero otro más logró darse a la fuga. El caso motivó a un plantón de taxistas durante la madrugada, en las puertas de la Fiscalía General del Estado (FGE) para exigir seguridad. Más tarde, el líder del gremio, José Luis Arjona Jiménez, advirtió que, debido a la inseguridad, se suspenderán los servicios a las colonias populares después de las siete de la noche. Recordó que hace unos meses un taxista fue asesinado por pandilleros en la colonia Concordia y los responsables hasta el momento no han sido capturados. Dijo que ya son casi una veintena de casos en los que ruleteros han visto en riesgo su vida por la inseguridad. El discurso oficial con el que la autoridad ha intentado minimizar la criminalidad que se vive en el estado, contrasta con las denuncias cotidianas de robos y asaltos en las redes sociales. Y, el de Giovanni, es el quinto asesinato en menos de 15 días. Los otros cuatro se perpetraron la semana pasada y están presuntamente relacionados con el crimen organizado, específicamente con el robo y tráfico de combustible. Dos de ellos ocurrieron en pleno malecón de Ciudad del Carmen; los otros dos, en este municipio capital.

Comentarios