En seguridad, Peña reporta "avances" por acciones de inteligencia

viernes, 1 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A través de estrategias principalmente de “inteligencia” el gobierno federal logró la reducción de los factores de riesgo que provocan la violencia y la delincuencia. Esta nueva política permitió avanzar en la reducción de los delitos de mayor impacto. Así se asegura en el documento del informe publicado en la página web de la Presidencia de la República, dentro del apartado 1.3 “Mejorar las condiciones de seguridad pública”. Esa aseveración contrasta con cifras de organizaciones civiles como Semáforo Delictivo y del mismo Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), según las cuales, sobre todo este último año, el país se colocó con cifras de muertes violentas similares a las de 2008, año de mayor índice de violencia en el país. El cuadernillo, también señala que el gobierno federal fortaleció las instituciones de seguridad, para reestablecer el orden público y combatir los delitos que más vulneran a la sociedad. También afirma que, a través de las instituciones de seguridad pública, fortaleció el esquema de proximidad y cercanía con la sociedad, mediante acciones de vinculación que permitieron impulsar la prevención e investigación de los delitos, el establecimiento de la comunicación con las autoridades estatales y municipales, organizaciones de la sociedad civil y representantes de los sectores productivos, con el fin de atender las demandas sociales en materia de seguridad. Y refiere que en el marco de la política pública de seguridad y procuración de justicia, “se lograron avances” en la disminución de la incidencia delictiva en el país: Durante 2016, la incidencia delictiva del fuero común disminuyó 6.6% respecto a 2012. Los homicidios dolosos se redujeron 5.5%; los secuestros 20.5%, la extorsión 28% y los robos 19.3%. Destacan las reducciones en algunos tipos de robo: el robo de vehículo, 22.6% en el robo a casa habitación, 27.9% y el robo a transeúnte, 39.4%, según cifras del documento. Añade que durante los primeros seis meses de 2017 en relación con el mismo periodo de 2012 se registraron disminuciones importantes en la incidencia delictiva: El delito de secuestro, disminuyó 14%; la extorsión, en 16.3%, y el robo 9.9%. Dentro del delito de robo, las mayores disminuciones se registraron: en el robo de vehículos 14.6%, el robo a casa habitación, 27.6% y el robo a transeúnte, 27.1% según el informe. Sin embargo, no señala que, si se comparan las cifras de 2008, con las de 2016 y lo que va de 2017, la incidencia delictiva fácilmente se duplica en la actualidad. Sobre este rubro, el resto del informe se concreta en enumerar una larga lista de cursos, congresos y eventos oficiales que se cubrieron dentro de la estrategia de “inteligencia” para prevenir y reducir el índice delincuencial. A su vez, la Comisión Nacional de Seguridad a través de la Policía Federal, dio cuenta de las siguientes acciones: Atendió 53 requerimientos de mandamientos ministeriales y judiciales relacionados con el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita: 33 órdenes de investigación, tres solicitudes de información, tres notificaciones, siete órdenes de aprehensión, cinco denuncias ciudadanas y dos apoyos a diligencias ministeriales. Ejecutó seis operativos relacionados con el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, que tuvieron como resultado la puesta a disposición ante el Ministerio Público de siete personas: un jefe de grupo criminal y seis integrantes de organizaciones delictivas; el aseguramiento de 168 kilogramos de cocaína, 5.1 kilogramos de heroína, 234 mil 60 dólares, tres armas, 15 cargadores, cinco mil 427 cartuchos y 11 vehículos. Efectuó 85 operativos institucionales e interinstitucionales, en coordinación con autoridades federales, estatales y municipales, para prevenir y combatir delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Como resultado fueron asegurados 53 mil 431 pesos en efectivo; 950 mil 232 pesos en cheques, más de 1.9 millones de dólares, dos mil 110 euros, 268.6 kilogramos de cocaína, 217.4 kilogramos de metanfetamina, 154 pastillas de metanfetamina, 29.3 kilogramos de heroína, 31 armas de fuego, cinco mil727 cartuchos y 23 vehículos. Asimismo, fueron puestos a disposición 68 presuntos integrantes de organizaciones delictivas y se desarticularon 11 células delictivas. De las acciones desarrolladas por el Gobierno de la República a través de la PGR, el informe destaca las siguientes: El aseguramiento en efectivo de 17.4 millones de pesos y 7.1 millones de dólares; además 525.8 millones de pesos y 4.3 millones en dólares en cuentas bancarias. Se iniciaron seis averiguaciones previas por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita; se determinaron 104 averiguaciones previas, de las cuales 15 fueron por consignación sin detenido, en las que se ejerció acción penal contra 20 personas. Respecto a las carpetas de investigación, se iniciaron 189 y se determinaron 31, de estas últimas, 23 se judicializaron con detenido en contra de 29 personas, vinculando a proceso a 19. Estas actividades fueron realizadas a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada. Se obtuvieron 11 sentencias condenatorias, una dentro del sistema tradicional y 10 en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio (SJPA), cuatro de las cuales fueron por juicio oral. El informe no contiene un análisis sobre la implementación del nuevo sistema de justicia penal, sobre todo, las deficiencias que se detecta en todos los estados y en el mismo nivel federal, en donde la queja recurrente es que el nuevo sistema permite la salida de los presos.

Comentarios