Morena destaca las promesas incumplidas, la inseguridad, la impunidad, la corrupción…

viernes, 1 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro). – A un año de que Peña Nieto deje el gobierno no cumplió con las 266 promesas de campaña que firmó ante notario público, afirmó la líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle. Al fijar la postura de su partido en el marco de la entrega del Quinto Informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, enumeró algunos de los proyectos incumplidos: la construcción de carreteras y trenes rápidos, como el de la Ciudad de México a Toluca, o el eléctrico a Guadalajara, el transpeninsular y el tren rápido de Querétaro a la Ciudad de México, cancelado en el 2014, cuya concesión se quitó al Grupo HIGA, por el escándalo de la llamada Casa Blanca. Y siguió con la lista de promesas incumplidas: “Puertos, plantas de tratamiento de agua, el embovedamiento del Río de los Remedios, construcción de presas, hospitales de especialidades, equipamiento de escuelas, sistemas de transportes y la Refinería de Hidalgo, así como garantizar seguridad pública en ciudades con altos índices de violencia. “Es de señalar que varios de los cientos de compromisos firmados y reportados por la Oficina de la Presidencia como concluidos, presentaron retrasos o quedaron por debajo de las expectativas de calidad generadas para los ciudadanos a los que tenían que beneficiar, pues su calidad y utilidad no han sido las adecuadas”, destacó. Lamentó que prevalezca el estancamiento económico, la inseguridad, la falta de democracia y transparencia. Mención aparte merece la corrupción y la impunidad, que se han enquistado severamente en esta administración, dijo. “Prueba de ello, es que el gobierno federal no respeta las leyes ni las instituciones públicas, como es el caso de los sobornos de Odebrecht, OHL, HIGA y filiales. Ante ello, Morena presentó denuncias en las instancias correspondientes y, como respuesta, sólo hemos obtenido una impunidad y encubrimiento para los actores principales que han cometido delitos severos en tráfico de influencias y peculado, principalmente”, reprochó Nahle. Con todos estos antecedentes, añadió, pretenden nombrar a un Fiscal General que como procurador ha protegido a funcionarios cuestionados “y todavía osa con reservarse la información por cinco años”, criticó. La diputada morenista consideró que por el bien del país el caso de los sobornos al extitular de Pemex, Emilio Lozoya, por parte de la empresa Odebrecht durante la campaña presidencial de Peña Nieto deben ser esclarecidos. En materia electoral, prosiguió, el retroceso es alarmante. Caso emblemático, dijo, son las recientes elecciones que han sido cuestionadas no sólo por Morena, sino prácticamente por todos los partidos políticos ajenos al partido oficial, sin que las autoridades electorales se hayan comportado a la altura de las circunstancias, particularmente en el Estado de México, donde se demostró una total ausencia en la aplicación de la ley electoral y se hizo un descarado fraude, subrayó. En cuanto a la política exterior señaló que se ha conducido de manera errónea. Sólo por mencionar sólo dos casos recientes se refirió a la renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (TLCAN), donde el gobierno mexicano se presenta sin un diagnóstico certero, ni una propuesta consensada con las fuerzas productivas, económicas y comerciales del país. “El gobierno va solo, sin consultar tampoco a los partidos ni a los otros Poderes de la Unión. Tal parece que asiste a esta renegociación para cumplir una promesa de campaña del presidente vecino, más que a la necesidad de revisar el tratado con los otros dos países en un acuerdo que beneficia a todos, eso debería estar haciendo”, criticó. Respecto a América Latina, en los hechos –dijo—la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) parece confundir la Doctrina Estrada con la Doctrina Monroe, al respaldar esta última. Mientras la primera ganó respeto mundial con la política de no intervención de México en los asuntos internos de otros países y respetar la libre autodeterminación de los pueblos, la segunda es utilizada para tener a América Latina como su zona de influencia y poder intervenir en los asuntos internos de los países de la región, a lo cual –lamentablemente– se ha prestado el gobierno mexicano como cómplice, apuntó. No obstante, la diputada reconoció: “Como Poder Legislativo, somos corresponsables de la situación actual, por permitir, por dejar pasar, incluso por encubrir actos y omisiones del Ejecutivo que han traído desgracia y pobreza a nuestro pueblo”. Luego afirmó que “en nuestro país hace falta cambiar el actual régimen y establecer un orden político nuevo y democrático, con honestidad, justicia y apego a la legalidad, que acabe con la corrupción y la impunidad, que sea bien administrado y garantice la gobernabilidad. “Los integrantes de Morena seguiremos creando y despertando conciencias para seguir siendo una fuerza política seria, viable, pujante, y con ello nos preparamos ya en la construcción de un gobierno honesto, austero y democrático que dará inicio en el 2018 con Andrés Manuel López Obrador como líder nacional”, resaltó y se escucharon chiflidos en el recinto legislativo. Rocío Nahle, aseguró que seguirán defendiendo un Proyecto Alternativo de Nación, diferente al Pacto por México que aprobaron PRI, PAN y PRD en el 2012. Afirmó que es necesario cambiar el actual régimen y que lucharán por ello tanto en la tribuna como en las calles, de manera pacífica, en compañía del potencial candidato presidencial de este partido, Andrés Manuel López Obrador.

Comentarios