Colapso en calle Torreón y Viaducto: atrapados piden ayuda con celular

martes, 19 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En la calle Torreón esquina con Viaducto Miguel Alemán, un edificio que albergaba a una empresa colapsó: cuatro personas alcanzaron a salir, pero cinco quedaron atrapadas bajo los escombros. A las 20:00 horas con 17 minutos lograron sacar al primer herido. A lo largo de dos calles, cientos de voluntarios hicieron enormes e impresionantes filas para, mano a mano, liberar de escombros la zona y lograr llegar a las personas atrapadas. Camiones de carga salían con escombro. En el punto crítico, de manera continua los rescatistas levantaban la mano y, a gritos, pedían silencio para detectar la ubicación de las personas atrapadas. Allí se encontraba el primo de Gilberto Hernández, quien narró que su pariente se encontraba dentro del edificio en el momento del temblor. Una de las mujeres que logró salir, supo que sólo se pusieron a salvo cuatro personas, y cinco más se quedaron dentro al momento del colapso. Soldados, ayudados por elementos caninos y rescatistas, están seguros de que hay personas con vida porque uno de los atrapados está en comunicación por mensajes de celular. Mientras, una unidad de Cruz Roja se acerca y los paramédicos se alistan para auxiliar al primer rescatado. Los soldados reciben la noticia de los vecinos del edificio de a lado, ubicado en Tonina y Viaducto, de que el inmueble empezó a tronar y dan la alerta a los rescatistas quienes continúan la búsqueda. Para entones ya se había formado otra fila de voluntarios por Viaducto para ayudar con el retiro de escombro. El inmueble ubicado a espaldas del edificio caído seguía tronando, por lo que los soldados dieron la orden de desalojar las calles de acceso. "Ya se les avisó y no hacen caso, siguen aquí, no se retiran" se quejaba un militar que intentaba silenciar los gritos de los voluntarios. Hasta que, molesto, a gritos, repetía: "si cae el otro edificio o si vuelve a temblar por aquí tenemos que salir, por favor, salgan". Hasta entonces, en el punto crítico, quedaron sólo los rescatistas y Cruz Roja.

Comentarios