Pemex descarta daños estructurales a sus instalaciones por fenómenos naturales

jueves, 28 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Petróleos Mexicanos (Pemex) descartó daños estructurales a sus instalaciones tras los fenómenos naturales ocurridos en los últimos días, y aseguró que se mantienen seguras. Sobre el abasto de combustibles, señaló que está garantizado a nivel nacional debido a que se cuenta con gasolinas y diésel suficientes provenientes de diversos mercados. Sin embargo, apuntó, los impactos ocurridos en este mes han provocado afectaciones en materia de producción tanto de petróleo como de petrolíferos. En un comunicado precisó que el huracán Harvey en el Golfo de México ocasionó a principios de mes el cierre del puerto de Houston y de diversas refinerías en la costa del Golfo. Por su parte, el huracán Katia generó la suspensión de operaciones en las terminales de exportación de Tamaulipas y Veracruz, por lo que tuvieron que cancelarse varios cargamentos de petróleo para exportación. Adicionalmente, agregó, el sismo de 8.2 grados del pasado jueves 7 provocó que la refinería de Salina Cruz entrara en paro seguro, y se estima para finales de mes el reinicio de operaciones. No obstante, las continuas réplicas en el estado de Oaxaca y el sismo de 6.1 grados del pasado sábado 23, cuyo epicentro se ubicó a 50 kilómetros de la refinería, han dificultado y retrasado los trabajos de rehabilitación. En este caso, Pemex tiene programado que vuelva a operar en la tercera semana de octubre. De acuerdo con la empresa productiva del estado, todo lo anterior ha provocado que durante septiembre disminuyera sustancialmente la capacidad de refinación, por debajo de lo programado, y que haya sido necesario reducir la producción de petróleo como consecuencia del incremento en el almacenamiento de crudo, cuyos inventarios se encuentran en niveles máximos. Se espera restablecer esta situación a partir de octubre e ir recuperando gradualmente la producción tanto de petróleo como de refinados, apuntó. Y aseguró que sí cumplirá con su meta anual de 1 millón 944 mil barriles diarios de petróleo en promedio, dado que al mes de agosto la producción se encontraba por arriba de lo programado, lo que contribuirá a compensar la reducción de septiembre.

Comentarios