Cinco senadores calderonistas reviran: no votarán por 'pase automático” del fiscal general

martes, 5 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En otro giro inesperado de la crisis al interior del PAN en el Senado, los cinco senadores calderonistas que se rebelaron ante el acuerdo de su bancada firmaron un compromiso para votar contra el “pase automático” para que el actual procurador general, Raúl Cervantes Andrade, pueda ser fiscal general durante los próximos nueve años. Roberto Gil Zuarth, Javier Lozano, Salvador Vega Casillas, Jorge Lavalle y Ernesto Cordero –este último, presidente del Senado electo el 31 de agosto–, entregaron un documento notariado ante la Mesa Directiva para “hacer constar” su voto contra el fiscal general en los términos que está el actual artículo décimo sexto transitorio de la reforma político-electoral promulgada en febrero de 2014. También expresaron su “intención de voto de manera pública e indeclinable, a favor de la iniciativa de decreto” del Ejecutivo federal que deroga este transitorio que permite el “pase automático”. Sin embargo, no manifestaron su posición en torno a las otras iniciativas como la de su propio partido, el PAN, la del PRD y de Morena para crear una ley secundaria de la Fiscalía General. El coordinador de los senadores priistas, Emilio Gamboa, reiteró que su bancada no ha decidido cuál será su posición frente al tema del “pase automático”, pero no revertirá la decisión de elegir a Cordero como presidente de la Mesa Directiva. “Ya está votado, ya se votó. De 82 senadores que estábamos, 77 a favor, tres que tomaron otra decisión por otros compañeros y sólo uno en contra”, afirmó Gamboa Patrón. “Calderón, más allá del bien y del mal”: Cordero Sin embargo, la disputa al interior de la bancada coordinada por Fernando Herrera no ha terminado. En declaraciones previas al inicio de la sesión del pleno, Ernesto Cordero afirmó que al grupo de los cinco “nos asiste la razón” y no aceptarán la expulsión del partido. “Nuestro único problema es no estar de acuerdo con Ricardo Anaya y hasta donde entiendo, en un partido democrático y de libertades eso no debería ser un problema”, afirmó. –¿Pediría la renuncia de Ricardo Anaya como lo está solicitando también Margarita Zavala? –Yo no estoy en condiciones de pedir la renuncia de nadie. Creo que la descomposición que en estos instantes tiene una de las instituciones más importantes, que es la Cámara de Diputados, que es una tragedia, una desgracia lo que está pasando, habla por sí sola. –¿Lo que sucede en el PAN es la guerra Calderón contra Anaya? –No, me parece que el expresidente Calderón tiene cosas más importantes que atender. El expresidente Calderón, repito, está más allá del bien y del mal, como dicen. En contrapunto, el senador Jorge Luis Preciado, excoordinador de la bancada y claramente enfrentado con Cordero y los senadores calderonistas, aplaudió la decisión de revertir su apoyo al “pase automático” del fiscal general, pero aún queda pendiente el tema de la expulsión o las sanciones a estos legisladores. Además, acusó a los cinco senadores calderonistas de violar el estatuto interno del PAN y del grupo parlamentario “que fue elaborado por ellos mismos, por Roberto Gil y Ernesto Cordero cuando yo fui coordinador”. Este estatuto interno “dice que las decisiones se tomen como para elegir personas, como para votar en el pleno se deben llevar a la discusión interna del Grupo Parlamentario y lo que resuelva el grupo vale para lo que están y los que no están”.

Comentarios