AMLO: no más licitaciones de obra pública a "marrulleros profesionales"

domingo, 14 de octubre de 2018
VILLAHERMOSA (apro).- El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció aquí que promoverá una ley para que empresas que hayan incumplido y dejado obras “tiradas”, no participen en nuevas licitaciones. En gira de agradecimiento por Tabasco, su tierra natal, dijo que hay muchas empresas de “marrulleros profesionales” que reciben contratos y no cumplen, e incluso presentan demandas hasta en tribunales internacionales; por eso, dijo, se cuidará mucho a quiénes se convoca para la realización de obras públicas. “Las empresas que tengan obras tiradas, que no hayan cumplido, no podrán participar, se acabó el influyentismo, la corrupción”, sentenció. Mencionó que hay empresas que, mediante “trucos”, ofertan más bajo el costo de las obras, pero a los seis meses piden ampliaciones y, por ejemplo, una que costaba mil millones, termina en dos o tres mil millones. Citó como ejemplo el tren Toluca-Ciudad de México, que se presupuestó en 30 mil milIones y terminará costando 60 mil millones de pesos. Añadió que, por ley, ninguna una obra podrá tener ampliaciones que dupliquen o tripliquen sus costos. López Obrador desayunó en privado con el gobernador Arturo Núñez en su despacho del Palacio de Gobierno y posteriormente hubo una reunión con el gobernador electo, Adán Augusto López Hernández, senadores, diputados locales y federales, presidentes municipales, funcionarios estatales, empresarios y el obispo Gerardo de Jesús Rojas. López Obrador ofreció rueda de prensa y finalmente encabezó multitudinario mitin en la emblemática e histórica Plaza de Armas, donde en 1995, hace 23 años, las huestes priistas de Roberto Madrazo apalearon a los perredistas que protestaban por el fraude electoral en contra de su entonces candidato a la gubernatura. Ahora retornó, no como el perseguido y más atacado político opositor de las últimas tres décadas, sino como Presidente de la República electo, triunfante, a lo grande. Informó que en la reunión se habló de la importancia y decisivo papel que jugará Tabasco en el rescate de la industria petrolera porque tiene petróleo en tierra y aguas someras, además de la construcción de la nueva refinería, que implicará inversiones de alrededor de 8 mil millones de dólares en los próximos tres años. Recordó que cuando se aprobó la reforma energética se dijo que para este año México estaría produciendo tres millones de barriles diarios de crudo; sin embargo, está en un millón 800 mil, una pérdida de un millón 200 mil diarios “y sigue en picada”. A ese paso, advirtió, tendremos que comprar petróleo crudo en el extranjero. Manifestó que la meta de su sexenio es dejar la producción en 2.5 millones de barriles diarios, lo necesario para el consumo interno porque se recurrirá también a las energías renovables como eólica y solar, y el petróleo se debe cuidar para las nuevas generaciones. Respecto a la refinería, ratificó que va “contra viento y marea”, aunque no le guste a los conservadores y “opositores encubiertos” que siempre, alertó, obstaculizarán su gobierno porque están muy molestos y no se resignan que el partido liberal, Morena, haya ganado la Presidencia de la República. “Triunfamos y los conservadores que, con todo respeto, son muy corruptos y ladrones, van a querer ponernos trabas, pero nosotros somos campeones en la carrera de obstáculos, los brincamos y, además, somos perseverantes, un poco tercos”, destacó. En la plaza pública, ante el candente sol del mediodía, López Obrador ratificó que no fallará a sus paisanos y cumplirá todas sus promesas, entre ellas, el “borrón y cuenta nueva” en adeudos de energía eléctrica que desde 1995 mantienen más de 300 mil tabasqueños en “resistencia civil”. Reiteró que desde Tabasco se rescatará la industria petrolera y será vanguardia de la cuarta transformación del país. Ante gritos de grupos de petroleros con consignas en contra del “cacicazgo” de Carlos Romero Deschamps en la dirigencia nacional del sindicato, el presidente electo respondió que no sólo en éste, sino en todos se acabó el charrismo sindical porque los dirigentes serán electos mediante voto libre y secreto. Pero advirtió que se irán “por un tubo” los nuevos líderes sindicales que pretendan hacer lo mismo que los que ahora combaten, con el “quítate tú porque sigo yo”. Informó que en Tabasco se sembrarán 150 mil hectáreas de árboles frutales y maderables para crear más de 50 mil empleos en el campo y se otorgarán tres mil 500 pesos mensuales a 80 mil jóvenes que se capaciten para el trabajo. Anunció tres nuevas universidades públicas y gratuitas y dos mil 400 pesos mensuales en becas para estudiantes de nivel superior, así como 800 pesos para los de preparatorias, “para el pasaje y los refrescos”. El programa Prospera no desaparecerá y, por el contrario, 175 mil familias recibirán ahora mil 200 pesos mensuales en vez de los mil 1160 que recibían cada dos meses. Aclaró que los apoyos serán directos al beneficiario y no a través de intermediarios que se “clavan” el dinero. Además, se reactivará el crédito ganadero a la palabra para el ejidatario y pequeño propietario, pagadero en tres años mediante la entrega de crías. Ofreció gratuidad en atención médica y medicamentos, rehabilitación de centros hospitalarios, internet en todo el estado y cancelación de “la mal llamada reforma educativa”. Finalmente, dijo que, por lo menos, cada mes visitará Tabasco para supervisar la construcción de la refinería, la extracción de petróleo, la reforestación del estado y soltó al gobernador electo: “Voy a ser el asesor de Adán”.

Comentarios