Ecatepec, Villahermosa, Reynosa y Cancún lideran en percepción de inseguridad: Inegi

miércoles, 17 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).--Por segunda ocasión consecutiva, disminuyó la población que considera que vivir en su ciudad es inseguro, al registrar un porcentaje del 74.9% en septiembre pasado, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Dicha cifra es menor a la registrada en junio pasado, cuando se observó una tasa del 75.9%, e inferior a la de marzo pasado, cuando tocó un máximo histórico, situado en 76.8%. Dichos datos se derivaron de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) que el Inegi lleva a cabo en la primera quincena de los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año. Mientras que para el tercer trimestre de 2018, la ENSU se aplicó en 64 ciudades de interés, más las cuatro regiones de la Ciudad de México (Norte, Sur, Oriente y Poniente). "Es importante señalar que esta última comparación debe ser tomada con reserva, dado que el número de ciudades contempladas en la muestra se ha incrementado. Este crecimiento en la muestra permitió obtener estimaciones más representativas al incluir una mayor cobertura de las principales concentraciones urbanas del país", señaló el instituto de estadística. En septiembre de 2018 las ciudades con mayor porcentaje de personas de 18 años y más que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro fueron: Ecatepec de Morelos,  Villahermosa, Reynosa, Cancún, Fresnillo y Tapachula. En contraste, las ciudades donde la percepción de inseguridad es menor fueron: San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza, Mérida, Saltillo, Durango y Puerto Vallarta. En lo referente a la percepción de inseguridad en espacios físicos específicos, en septiembre de 2018, 81.7% de la población manifestó sentirse insegura en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 75.1% en el transporte público, 69.9% en el banco y 67.8% en las calles que habitualmente usa. De acuerdo con el Inegi, la sensación de inseguridad por temor al delito y las expectativas que tiene la población sobre la seguridad pública se generan por la influencia de diversos factores, como la atestiguación de conductas delictivas o antisociales que ocurren en el entorno donde se desenvuelve la población. Asimismo, el temor al delito puede hacer cambiar las rutinas o hábitos de la población, así como la percepción que se tiene sobre el desempeño de la policía. De esta forma, el 65.8% de la población de 18 años y más, residente en las ciudades objeto de estudio, manifestó que durante el tercer trimestre de 2018 modificó sus hábitos respecto a “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir algún delito. En el mismo tono, el 61.1% reconoció haber cambiado hábitos respecto a “permitir que sus hijos menores salgan de su vivienda”; 55.8% cambió rutinas en cuanto a “caminar por los alrededores de su vivienda, pasadas las ocho de la noche” y 38.2% cambió rutinas relacionadas con “visitar parientes o amigos”. De hecho, el porcentaje de la población que mencionó haber visto o escuchado conductas delictivas o antisociales en los alrededores de su vivienda se comportó de la siguiente manera en el penúltimo trimestre del año. Consumo de alcohol en las calles (66.6%), robos o asaltos (64.6%), vandalismo en las viviendas o negocios (53.4%), venta o consumo de drogas (44.5%), disparos frecuentes con armas (41%) y bandas violentas o pandillerismo (37.1%). Entre los resultados de la ENSU, correspondientes a septiembre de 2018, destaca que los porcentajes de población de 18 años y más que identificó a las diversas corporaciones policiales y que percibió su desempeño como “muy o algo efectivo” en sus labores para prevenir y combatir la delincuencia fueron: Marina (85.8%), Ejército (82.4%), Gendarmería Nacional (69.2%), Policía Federal (64.4%), Policía Estatal (48.6%), y Policía Preventiva Municipal (38.6%). En cuanto al evaluar  al gobierno de su ciudad como “muy o algo efectivo” para resolver los problemas más importantes fue 22.9% a nivel nacional. Sin embargo, las ciudades con mayor porcentaje en dicha percepción fueron: Reynosa (55.9%), Santa Catarina (47.6%) y General Escobedo (47.2%). Mientras que las ciudades con menor porcentaje de percepción de efectividad para resolver problemas fueron: Ecatepec de Morelos (6.1%), Villahermosa (7.4%) y Tapachula (8.2%). En cuanto a la expectativa social de la delincuencia,  el 33.2% de los consultados, residente en las ciudades de interés, consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual de mal. Por otra parte, 25.1% de la población refiere que la situación empeorará en los próximos 12 meses.