Ahora Fitch Ratings cambia perspectiva de "estable" a "negativa"

miércoles, 31 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con base en los anuncios, la decisiones y las posturas asumidas hasta ahora por el gobierno entrante en materia fiscal, petrolera y aeroportuaria, la calificadora Fitch Ratings cambió este miércoles a perspectiva negativa la calificación de México. Pese a mantener la calificación BBB+, dicho cambio, dijo, refleja el deterioro en el balance de riesgos del perfil crediticio del país. En su valoración, la firma sostuvo que persisten riesgos a la baja relacionados con la postura fiscal del gobierno que entrará en funciones el 1 de diciembre. Por ejemplo, mencionó que algunas de las promesas de campaña hechas por Morena, el partido del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, como el aumento en las pensiones, podrían ser difíciles de acomodar dentro del presupuesto de 2019. Fitch Ratings también destacó que la decisión de cancelar el nuevo aeropuerto en Texcoco envía una señal negativa a los inversionistas. En sus consideraciones, incluyó asimismo los crecientes riesgos de pasivos contingentes de Pemex. Y concluyó que los riesgos persisten a pesar de los buenos propósitos de López Obrador de apegarse una política macroeconómica, como la disciplina presupuestaria y la independencia del Banco de México.

Comentarios