Grupo armado embosca a federales y asesina a un oficial en Guerrero

miércoles, 31 de octubre de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Un oficial de la Policía Federal (PF), sector Caminos, fue asesinado durante una emboscada realizada esta madrugada en el municipio de Petatlán, región de la Costa Grande. El agente federal victimado fue identificado como Alfonso López Delgado y al menos tres patrullas de la corporación resultaron dañadas por las ráfagas. Reportes oficiales indican que el atentado se registró cerca de las 02:00 horas en el kilómetro 214 de la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, a la altura del poblado de Palos Blancos. Los informes refieren que los agentes federales adscritos a la comandancia de Zihuatanejo se desplazaban a bordo de tres patrullas cuando fueron atacados desde los cerros y no pudieron repeler la agresión, pero lograron escapar. No obstante, el oficial Segundo de la PF, Alfonso López murió durante el trayecto al hospital general de Zihuatanejo por la gravedad de sus heridas. Al respecto, el gobierno estatal lamentó el asesinato del agente federal debido a que trascendió que se trata del hijo de un alto mando de la PF y se limitó a decir en un comunicado que van a detener a los responsables. Hace dos meses, integrantes del grupo delictivo “La Familia Michoacana” de Arcelia anunciaron la irrupción en la sierra del municipio de Petatlán para confrontar al líder de la banda denominada Guardia Guerrerense (GG), Oliver El Ruso Coria, quien controla esta emblemática plaza del narco en la Costa Grande. Reportes del gobierno estatal indican que la GG se dividió y los exlugartenientes de El Ruso, identificados como Chano Arreola, Tobías El Nalga y El Z, “pidieron apoyo” a La Familia Michoacana de Arcelia que dirige Johny El Mojarro Hurtado Olascoaga y su hermano José La Fresa. Desde entonces, habitantes de la sierra de Petatlán lanzaron gritos de auxilio al gobierno en sus tres niveles para que frenaran los ataques a comunidades y el desplazamiento de personas por la violencia, pero no han sido escuchados. Incluso, en días pasados, el gobierno estatal dio a conocer que habían sido liberados tres empleados de una empresa dedicada a blindar autos del Estado de México, quienes presuntamente estaban “secuestrados” en Petatlán, obligados a modificar la estructura de camionetas.