Morena en Congreso-CDMX propone sueldo de 74 mil pesos mensuales para Sheinbaum

martes, 13 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El grupo parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México presentó una iniciativa para fijar el ingreso mensual de la próxima jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en 922 unidades de Medida y Actualización (UMA) que, en su valor actual, suman unos 74 mil 313 pesos. De acuerdo con la propuesta, ese será el tope salarial para diputados, alcaldes, titulares de órganos autónomos y para “todo servidor público”, pues nadie podrá tener una remuneración igual o mayor a la autorizada para la mandataria local. Según la Secretaría de Finanzas de la ciudad, el jefe de gobierno actual gana 104 mil pesos al mes, pero tras el descuento de impuestos, su sueldo neto es de 74 mil 364 pesos. La iniciativa destaca que, en el caso de jueces y magistrados del Poder Judicial, sus remuneraciones no podrán ser disminuidas hasta que concluyan sus encargos. Además, aclara que el salario de la mandataria local deberá actualizarse según el ajuste inflacionario del 2019 y deberá ser publicada en el Diario Oficial por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el 10 de enero próximo. Se trata de la iniciativa de Ley de Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos de la Ciudad de México presentada este martes en el pleno del Congreso local. El texto también propone la eliminación jubilaciones, pensiones o haberes de retiro a costa de erario que no estén asignadas por la ley, decreto legislativo, contrato colectivo o condiciones generales de trabajo. Ernestina Godoy argumentó: “Una alta remuneración no produce por sí misma eficiencia. La independencia e imparcialidad no es motivo solamente de la alta remuneración. La honestidad tampoco se origina en un salario alto”. Quitan privilegios a diputados Los morenistas también propusieron una iniciativa de “austeridad, transparencia y eficacia” para el ejercicio fiscal 2019 que implica que el Congreso local disminuya su presupuesto en al menos 30%, respecto del ejercicio 2018. El acuerdo detalla que ningún legislador recibirá retribución adicional a sus remuneraciones por el desempeño de algún cargo o comisión. “Ninguna persona adscrita al Congreso de la Ciudad de México recibirá bonos extraordinarios que rebasen el límite de las remuneraciones establecidos en los presentes lineamientos; incluso todos los servidores públicos deberán presentar su declaración de bienes patrimoniales de intereses y fiscal de conformidad con lo que disponga la ley”, agrega. Y, para garantizar la protección de la salud y el derecho a la seguridad social, los legisladores serán inscritos en el Instituto de Seguridad y Servicios Social de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). De tal manera, se cancelarán los seguros de gastos médicos privados, los fondos de ahorro para la alta burocracia y los seguros de separación individualizada. Así, dijo, se terminará con la disparidad salarial y las autoasignaciones de bonos y prestaciones sin justificación. “Se eliminan bonos, prestaciones, cualquier otro beneficio económico que no se cuantifique como parte de la remuneración y además deben estar determinados por la ley”, aclaró. Incluso, se implementará un programa de ahorro de electricidad, agua y telefonía en el recinto y sus oficinas aledañas. Las iniciativas se turnaron para su análisis y dictamen a las Comisiones Unidas de Presupuesto y Cuenta Pública y la de Transparencia y Combate a la Corrupción, con opinión de la Comisión de Asuntos Laborales, Trabajo y Previsión Social.

Comentarios