Habitantes de Tijuana exigen un censo de los migrantes tatuados

martes, 20 de noviembre de 2018
TIJUANA, BC. (apro).– El Comité Ciudadano de Seguridad Pública de Tijuana pidió al gobierno municipal que realice un censo entre los centroamericanos de la caravana migrante para identificar a presuntos integrantes de pandillas. Los integrantes del Comité, conformado por representantes del sector empresarial, de la sociedad civil, organizaciones de colonos y del ayuntamiento, pidieron realizar un “padrón con individuas (sic) que exhiban estereotipos y topografía (sic) de tatuajes que los señalen como militantes de alguna pandilla de las ya identificadas públicamente”. También piden separar a los migrantes que viajan en familia de los “independientes”, y que “a estos últimos Se (sic) aplique una estrategia de control al interior del refugio con cámaras, vigilancia perimetral, control canino para evitar ingreso de drogas, mayor presencia de elementos de seguridad, etc.” Durante una sesión realizada este martes en la sede local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), el comité realizó cinco recomendaciones al gobierno municipal, entre las que se encuentran que “no permita contacto directo entre ciudadanos y migrantes en concentraciones masivas”. En la reunión estuvieron presentes representantes del Instituto Nacional de Migración (INM) y Tonatiuh Guillén, el próximo titular de la institución en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.   Detienen a 57 migrantes En la reunión, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Tijuana, Marco Sotomayor Amezcua, proyectó cifras que considera alarmantes sobre la caravana, integrada por unos tres mil migrantes, aunque se espera la llegada de otros mil para este miércoles. Sotomayor afirmó que, “únicamente en una semana”, sus agentes detuvieron a 57 centroamericanos en la ciudad, quienes fueron remitidos al INM; 40 de ellos se encuentran actualmente en un centro de detención migratoria del Estado de México, en espera de ser deportados. Sin embargo, 45 de las 57 aprehensiones se debieron al consumo de mariguana o alcohol en las inmediaciones del campamento y uno más fue detenido por el robo de un pantalón. También fueron detenidos por “molestias a las personas, vecindarios y población en general”, otros dos por riña, uno por falta de respeto a un servidor público, y el último por “exhibirse desnudo en la vía pública”. “¿No le parece exagerado hablar de amenaza cuando la mayoría de las 57 personas a las que detuvieron lo fueron por ingestión de enervantes en una ciudad como Tijuana, con más de mil 600 homicidios en lo que va del año?”, le preguntó Apro después del evento. “Por supuesto que sí lo consideramos como una amenaza, porque sí viene de alguna manera a desestabilizar una situación que vivimos en la ciudad. Estamos trabajando fuertemente para controlar el tema de los homicidios, la tendencia de homicidios va a la baja, tenemos una disminución del 8%. La cuestión de los homicidios tiene que ver con narcomenudeo, y detuvimos a dos de los migrantes en puntos de venta de drogas, en Camino Verde, a kilómetros del albergue”, reviró. “Vemos que, si hay un elemento criminal dentro de este albergue, seguramente los criminales locales los van a querer reclutar”, añadió. “¿Cuántos homicidas han detenido esta semana?”, se le preguntó. “Hemos detenido en esta semana… debimos haber detenido a seis homicidas esta semana, o siete”, contestó. Según los datos más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Tijuana encabeza la lista de los municipios más violentos del país, con mil 669 asesinatos registrados entre enero y septiembre de este año, un promedio de seis por día.

Comentarios