Fallas en obras 'son normales”, dice Peña al encabezar pruebas al tren ligero de Guadalajara

miércoles, 21 de noviembre de 2018
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Luego de que se dio a conocer que la línea 3 del Tren Ligero presenta fallas, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto minimizó el hecho al decir que "son normales". "Las dependencias que realizan la obra pública es muy fácil señalarles en sus errores y en las fallas que suelen ocurrir y que hay que entender son normales", comentó. Prosiguió: "Quienes de ustedes cuando han tenido su casa propia, la han construido, no tendrán que hacer alguna modificación, algún arreglo una vez que empiezan a habitarla. Lo mismo ocurre con las obras públicas y por supuesto que lo importante no es señalar la falla, sino corregirla". Volvió a subestimar la falla al comentar que para eso son las pruebas, las cuales comienzan hoy, y si se presenta alguna otra, las empresas constructoras están obligadas a arreglarla, y entregar una obra con la certificación correspondiente. Enrique Peña Nieto acudió este día a Tonalá al inicio de pruebas operativas totales del Tren Ligero de la Línea 3 de Guadalajara, acompañado de casi todo su gabinete. Por su parte, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza dijo que las pruebas tienen como finalidad "comprobar que todo, materiales y equipos que integran el tren, cumplan con las especificaciones técnicas establecidas como es el caso, por cierto, de los neoprenos". Ruiz Esparza dijo que hasta que estén concluidas las pruebas de operación totales que tomarán entre cinco y seis meses, el gobierno de Jalisco podrá poner en operación la línea. La obra La obra tuvo un costo de 25 mil 600 millones de pesos del gobierno federal, -en 2014, se calculó en 17 mil 692 millones-, se generaron 22 mil empleos y se duplicará la capacidad del sistema de transporte colectivo de la zona metropolitana de Guadalajara.   Se estima que la línea 3, transporte diariamente 233 mil usuarios de una forma segura y sustentable, según sostuvo Ruiz Esparza. El túnel que se perforó desde la glorieta La Normal hasta Revolución tiene un diámetro de 10.4 kilómetros y mide 5.4 kilómetros de longitud. En su construcción participaron 40 empresas, se utilizaron 55 mil toneladas de acero estructural, equivalente a cuatro veces a lo utilizado en el estadio Azteca de la Ciudad de México. También se usaron más de 100 mil toneladas de acero de refuerzo, 10 veces los que se usó en la Torre Eiffel, en París; 726 mil metros cúbicos de concreto, es decir, dos veces lo utilizado en el edificio Burj Khalifa, el más alto del mundo que se ubica en Dubái, e implicó un total de 1.5 millones de horas y la participación de 17 mil 500 trabajadores. Los vagones son de alta tecnología como los que existen en los metros de Shangai, Singapur, Barcelona y Sídney. La línea 3 cuenta con 18 estaciones, 13 de ellas elevadas y el resto subterráneas. En el espacio de talleres y cocheras del Tren Ligero Línea 3 a donde acudieron en vehículos oficiales alrededor de mil 500 empleados de dependencias federales y estales, el presidente aprovechó su presencia para despedirse, a nueve días de dejar su cargo, y aseveró que cumplió con casi el 97% de sus 266 compromisos certificados ante notario. Previamente, en la estación de Circunvalación Country, el presidente junto con el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval develó una placa y se subió junto con su séquito de funcionarios a uno de los vagones.

Comentarios