Juan Díaz de la Torre deja el SNTE; cercano a Gordillo queda de interino

jueves, 22 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, solicitó licencia definitiva al cargo, “para el bien del sindicato y de la educación”. En su lugar quedará como interino Alfonso Cepeda Salas, cercano a Elba Esther Gordillo y quien se desempeñaba como secretario general. De acuerdo con Díaz de la Torre, su decisión de pedir licencia –un día después de que la exlideresa magisterial Elba Esther Gordillo apareció en un video donde advirtió que le tomaba la palabra al presidente electo Andrés Manuel López Obrador para democratizar al sindicato-- “no es un salto al pasado para regresar a los liderazgos vitalicios”. Es, dijo, un paso para cerrar el camino a las tentaciones del poder enfermizo de la eterna ambición.
“Lo digo sin ánimo de ofensa ni descalificación, lo digo convencido que en los nuevos tiempos la gran oportunidad es conquistar la verdadera democracia, sin tutelajes ni dependencia de fracción o liderazgo moral alguno”.
Por ello, luego de casi seis años al frente del SNTE, propuso la reforma de los estatutos del gremio magisterial para desaparecer la figura de presidente y “terminar con la historia de protección a líderes y del corporativismo sindical”. Díaz de la Torre, quien se reeligió en febrero pasado, también propuso que una comisión plural defina los mecanismos para incluir en los estatutos del SNTE el voto universal directo y secreto para la elección de las dirigencias de todos los niveles. Y sugirió iniciar una “reconciliación verdadera”. En su último mensaje como dirigente magisterial, durante el 47 Consejo General Extraordinario del gremio, reconoció que el país vive nuevos tiempos que imponen retos, y subrayó: “Tenemos, quizá, la primera oportunidad verdadera desde la fundación del sindicato de profundizar la democracia sin la intervención de grupos de poder ni esferas de gobierno”. La oportunidad de “consolidar la libertad, la unidad y autonomía de manera real y efectiva, asumiendo, junto con el próximo gobierno el compromiso de respetar la vida interna de los sindicatos y terminar con la historia de protección a líderes y del corporativismo sindical”. Remató: “Personalmente estoy dispuesto a dar los primeros pasos para contribuir a esos objetivos bajo el signo de lo que hoy se llama la cuarta transformación nacional”. Ayer, amparada en el llamado del presidente electo Andrés Manuel López Obrador a democratizar los sindicatos, Elba Esther Gordillo anunció que luchará por recuperar, con el apoyo de los maestros, la dirigencia del SNTE. “Le tomamos la palabra al presidente electo, tenemos que construir nuevos liderazgos, surgidos del voto libre, incluyente, secreto y universal de todos y cada uno de los trabajadores de la educación”, dijo Gordillo Morales, quien ocupó la dirigencia del SNTE durante 23 años, del 24 de abril de 1989 hasta el 26 de febrero de 2013, cuando fue detenida en el aeropuerto de Toluca, acusada de defraudación fiscal y lavado de dinero. En un video de poco menos de tres minutos que envió al periodista Ciro Gómez Leyva, “la maestra” dijo: "México ya cambió porque cambió la forma de hacer la política, quienes representaban la farsa y la simulación han agotado su tiempo. No se trata de un cambio de sexenio sino de la reivindicación de la lucha cívica, una organización no debe estar ajena y menos aún contraria a las aspiraciones de sus representados, a nadie sirve ni a la sociedad, ni al Estado ni a la educación ni a los trabajadores de la educación, un SNTE débil y dividido". Y para lograr “nuevamente” la unidad y fortaleza necesarias, aseguró que le tomará la palabra a López Obrador para construir nuevos liderazgos surgidos del voto libre, incluyente, secreto y universal de todos y cada uno de los trabajadores de la educación. “La fortaleza del SNTE está en su pluralidad, que nadie quede excluido, que nadie renuncie a ser parte de la historia: ante los acontecimientos por venir en el SNTE, mi posición es la de contribuir a que el nuevo momento garantice las mejores condiciones a los agremiados, en el pasado debemos encontrar la fortaleza para el derrotero arduo pero fructífero al que el futuro nos reta, sin uno ni otro no seremos nada, perderemos el camino, no le serviremos a México", argumentó.

Comentarios