'Preocupante”, la alternativa AICM-Santa Lucía; Texcoco es 'el lugar ideal”: MITRE

jueves, 22 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La corporación MITRE dio a conocer que tras realizar un estudio comparativo de los proyectos Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM)-Santa Lucía, llegó a la conclusión que esta última alternativa es “preocupante” y debe evitarse. Sobre el proyecto AICM-Santa Lucía recalcó que la idea de que sumar pistas equivale automáticamente a mayor capacidad, sin importar la geometría (“configuración”) de las pistas, obstáculos, el espacio aéreo y simulaciones en tiempo real, es errónea. El propuesto aumento al tráfico y las muy diversas limitaciones de Toluca (elevación, meteorología, el obstáculo de El Cerrillo, ruido, largo de pista, etc.), abundó, debe ser considerado. “Ahora se habla de operar un mayor volumen de tráfico aéreo en tres aeropuertos relativamente cercanos, no dos, por lo que MITRE recomienda aún con mayor contundencia que se estudie el espacio aéreo y su gestión antes de emprender obras en Santa Lucía”. Sería desafortunado comprobar que la operación de los tres aeropuertos resulte en un "embotellamiento" de tráfico aéreo sin mitigación, sostuvo. MITRE mencionó dos razones aeronáuticas para no realizar el proyecto AICM-Santa Lucía: a) La innecesaria complejidad que puede llevar a problemas importantes para el manejo de ambos aeropuertos a la vez, “cuando existe una muchísimo mejor opción con un total de tres pistas, no de cinco”. Y b) El hecho de que nadie ha desarrollado el obligado estudio de espacio aéreo de AICM+Santa Lucía, dejando a un costado, ante la abrupta orografía de la Ciudad de México, que el sistema debe diseñarse "de arriba (el espacio) hacia abajo (las pistas)", no al revés. “Se dice que la orientación de las pistas del AICM y Santa Lucía son apropiadas y no así las del NAIM. MITRE utilizó dispositivos avanzados en Texcoco por muchos años para determinarlo. Éstos no existían cuando el AICM se diseñó. Es por eso que el AICM inicialmente iba a operar con una pista cruzada a las actuales. Ello no significa, de ninguna manera, que la orientación actual de las pistas del AICM sea inapropiada. Simplemente la orientación de las pistas del NAIM es mejor”. MITRE destacó lo anterior en un comunicado difundido este jueves para aclarar “diversas nociones que han aparecido en una amplia gama de medios periodísticos, televisivos, mesas de debate, así como conferencias en México en relación al origen de MITRE, su labor técnica y su posición en relación al futuro aeroportuario de la Ciudad de México”. Precisó que, por su prestigio y su probada imparcialidad, en 1996 el gobierno de México solicitó de su asistencia a fin de buscar alternativas o ideas complementarias para el ya casi saturado AICM. Sin embargo, agregó, el aeropuerto alcanzó por vez primera estados de saturación hacia 2004, no como a menudo se dice, en 2014. Hoy en día cualquier percance, incluso menor, causa enormes demoras en el AICM, a pesar de la excelencia de los controladores aéreos mexicanos, apuntó. “El gobierno pidió a MITRE buscar soluciones a largo plazo y, como resultado, MITRE analizó a través de los años seis sitios diferentes para construir un nuevo aeropuerto sustituto o complementario. Y halló más de una solución, pero cada una revestía alguna problemática independiente de problemas de aeronavegación”. En conclusión, luego de años de investigación adicional (2008?2014) se concluyó que un sitio en el área del antiguo vaso del lago de Texcoco “era el lugar ideal para crear un aeropuerto que habría de construirse por fases (para evitar que fuera un “elefante blanco”), iniciando su operación solamente con tres pistas (no dos, como se ha dicho), operadas en forma simultánea”. Según la corporación, que provee soporte sobre tecnologías de la información al gobierno de Estados Unidos, el NAIM, ya en construcción, tal como ha sido diseñado por fases, cubriría las necesidades operacionales de tráfico aéreo de la Ciudad de México “por gran parte del resto del presente siglo”. Destacó que, aunque el NAIM requeriría el cierre de la pista de la Base Aérea Militar de Santa Lucía (mas no de la Base misma, pues también operan de ahí helicópteros), a menudo no se menciona y debe decirse que la pista oriental del NAIM, más larga que la de Santa Lucía y altamente instrumentada, sustituiría a la pista de Santa Lucía para la operación de aeronaves militares de transporte, que constituyen la mayor parte de las operaciones de esa zona. Por otra parte, si bien se tendría que cerrar el AICM, “aeropuerto que sufre de la obsolescencia normal de los casi 80 años desde que fue concebido, es importante aclarar que docenas de aeropuertos, muchos de gran tamaño, han sido cerrados para dar paso a la modernidad en todo el mundo en años recientes”. En su comunicado, MITRE detalló que ha expedido muy diversos documentos técnicos, reestudiados por expertos en la materia, que explican la razón por la cual considera que el sitio en Texcoco “es un sitio aeronáuticamente excelente, además de ser poco común en el mundo de hoy, por su cercanía al centro de pasajeros al que serviría”. De igual manera, agregó, ha mencionado que la alternativa AICM+Santa Lucía “es preocupante” al requerir la creación de un espacio aéreo sumamente complejo que además no ha ido más allá de un plan conceptual ni ha sido simulado (como el del NAIM) y que, lejos de satisfacer las necesidades de la Ciudad de México por gran parte del presente siglo, se resaturará en un brevísimo período.

Comentarios