Pueblos Sin Fronteras deplora "declaraciones irresponsables" que los desacreditan

martes, 27 de noviembre de 2018 · 21:23
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La organización Pueblos Sin Fronteras, que acompañó al llamado éxodo centroamericano durante su paso por México, denunció que es víctima de una campaña de “difamación” y “criminalización”, y llamó las organizaciones de la sociedad civil a “unir en lugar de fragmentar”. En un comunicado emitido ayer, la organización deploró que a través de “declaraciones irresponsables” se pretenda desacreditar su “trabajo realizado en años”, y de rebote “ponen en peligro inminente a los miembros del éxodo”. Si bien no se refirió a ninguna declaración en particular, el señalamiento de la organización se dio apenas dos días después que el sacerdote y activista Alejandro Solalinde denunció de manera pública y reiterada que Pueblos Sin Fronteras estuvo “acarreando” a los migrantes en una crisis humanitaria. En una entrevista con el portal SinEmbargo, Solalinde afirmó: “Ellos son activistas, algunos son extremistas, pero sobre todo no creo que lo hagan por amor al arte, es lo que yo pienso; en sus caravanas siempre ponen a los niños, a las mujeres por delante y dan obviamente una imagen, como sí la tiene, de una crisis humanitaria, eso no lo dudo, pero que usen también a estas personas para ocultar tanto tráfico de personas, porque van polleros, van grupos que son llevados”. Pueblos Sin Fronteras recordó que acompañó tres Viacrucis Migrantes entre 2017 y 2018 y opera dos albergues en Sonora; y que decidió acompañar al llamado éxodo “debido a la situación de abuso en el uso de la fuerza y las violaciones de derechos humanos que se empezaron a observar desde el momento en que la Caminata empezó su andar en la zona militarizada entre Honduras y Guatemala, y sobre todo a su llegada a la frontera entre Guatemala y México”. La semana pasada Irineo Mujica y Georgina Garibo, integrantes de la organización, enfatizaron en entrevistas separadas con Apro en Tijuana que la organización no encabezó el éxodo, únicamente lo acompañó. “No recibimos apoyo financiero de ningún gobierno, corporación, ni partido político”, refrendó la organización en su comunicado, y añadió que los “donativos pequeños” se utilizan en apoyo humanitario, pues “ningún integrante de Pueblos Sin Fronteras recibe un sueldo”. “Lejos de alentar a las personas migrantes a ver a Estados Unidos como única opción –indicó–, nos hemos empeñado en difundir información veraz sobre las oportunidades que pueden existir en México para personas que probablemente sufrirían bajo el sistema punitivo de refugio en Estados Unidos, el cual priva a los solicitantes de su libertad de manera sistemática, separa a las familias, y muchas veces las deporta a su muerte”.

Comentarios