UNICEF pide renovar esfuerzos para abordar causas fundamentales de la migración irregular

miércoles, 28 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) instó a todos los gobiernos a garantizar que los niños migrantes “tengan un acceso adecuado y en el tiempo debido a los procedimientos de asilo”, y pidió renovar los esfuerzos para abordar las causas fundamentales de la migración irregular. En un comunicado manifestó su profunda preocupación por la seguridad y el bienestar de los más de mil niños migrantes que se desplazan por México o esperan en la frontera (en Tijuana, Baja California) para que sus solicitudes de asilo sean escuchadas por las autoridades de inmigración en Estados Unidos. Estos niños, subrayó, tienen acceso limitado a muchos de los servicios esenciales que necesitan para su bienestar, incluidos nutrición, educación, apoyo psicosocial y atención médica. “También corren el riesgo de sufrir abuso o explotación o de ser víctimas de trata durante su viaje o en las inmediaciones de los campamentos y centros de descanso en la frontera”. De acuerdo con el texto, esas condiciones tan difíciles se suman a su huida de la violencia, la extorsión, la pobreza devastadora y la falta de oportunidades en sus países de origen en el norte de América Central. “Un niño, ante todo, es un niño, independientemente de su condición migratoria. De conformidad con el derecho internacional, UNICEF insta a todos los gobiernos a garantizar que los niños migrantes tengan un acceso adecuado y en el tiempo debido a los procedimientos de asilo, sin importar cómo han entrado al país”. De igual manera, urgió a los gobiernos de la región a mantener unidas a las familias y a utilizar alternativas eficaces a la detención de migrantes, como servicios comunitarios para la administración de casos para las familias. “La detención y la separación familiar son experiencias profundamente traumáticas que pueden hacer que los niños sean más vulnerables a la explotación y al abuso, y pueden crear un estrés con consecuencias devastadoras a largo plazo”, apuntó. Finalmente, instó a los gobiernos a renovar sus esfuerzos para abordar las causas fundamentales de la migración irregular: la pobreza, la violencia y la falta de oportunidades educativas y económicas. Hasta que estas causas fundamentales no se aborden de manera significativa y a largo plazo, recalcó, las familias y los niños se verán obligados a abandonar sus hogares en busca de seguridad o un futuro más esperanzador a través de rutas migratorias irregulares. Y subrayó que está dispuesto a trabajar con todos los gobiernos de la región “para garantizar que los niños migrantes reciban el apoyo y los servicios que necesitan y que se respeten sus derechos".

Comentarios