Damián Alcázar, presentador en el festejo en el que López Obrador recibirá el Bastón de Mando

viernes, 30 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El actor Damián Alcázar participará este sábado 1 de diciembre, como presentador, en el acto cultural donde Andrés Manuel López Obrador recibirá el Bastón de Mando que le entregarán los pueblos originarios y afromexicanos. Para el protagonista de la Ley de Herodes y El infierno, de Luis Estrada, dicho acto es “una fiesta nacional y del pueblo mexicano, por el hecho de que los pueblos originarios sean quienes le den el manípulo, eso me parece extraordinario”. Enseguida narra en entrevista: “Además no hay toda esta maquinaria que se ejercía en sexenios anteriores, de los partidos jalando y haciendo acarreo. Que surja de esta forma, realmente popular, es ¡padrísimo!, y el hombre se lo merece. La confianza la tiene de parte de la gente y los que no, le tienen coraje y aversión absoluta. Saben que las cosas están por mejorar, pero piensan que no para ellos, porque muchos realmente han vivido de la trampa y la corrupción”. El además interprete de Magallanes, de Salvador del Solar, y García, de José Luis Rugeles, se encontraba leyendo lo ocurrido en Veracruz con Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes, y expresa: “¡Híjole!... ¡Qué terrible limpiar ese estado tan maravilloso!... La política, como se vino ejerciendo durante tantos años, dejó a los políticos instruidos para saber de dónde sacar provecho. Entonces no hay gente preparada, porque no es honesta en la política, salvo honrosas excepciones. Toda esa gente ha sido tramposa. Cuitláhuac García Jiménez se las tendrá que ver con este tipo de gentuza. “Pero los nuevos que llegan deben reconocen un nuevo camino y un nuevo liderazgo, que es el pueblo, por supuesto personificado en López Obrador; pero más que López Obrador es al pueblo al que se le debe dar el liderazgo. En este caso a mí me parece que eso es lo que hace López Obrador”. Alcázar sigue: “La política se ha ejercido de una manera muy tramposa. Hay que limpiarla. Será difícil formar nuevos cuadros. Casi todo el gobierno va a estar plagado de una que otra rata de coladera. Perdón por el término. Me parece inverosímil que ahora los que se van a llamar oposición es porque se van a oponer a todo lo que se les proponga, y eso no es una oposición. La oposición debería ser realmente reflexiva, en fin”. Subraya que en este cambio “nos toca a todos participar, entrarle y trabajar”. Manifiesta que está feliz de presentar a la cantante y actriz Regina Orozco: “Diré unas palabras con muchísimo gusto porque siento que finalmente, aunque ni soy del partido, ni quiero ver nada con la política, finalmente ganamos para iniciar una nueva versión de país: tratar de limpiarlo y llevarlo a la armonía, al equilibrio nuevamente y a la paz”.

Comentarios