Panistas analizan si guardarán compostura en toma de posesión

viernes, 30 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Partido Acción Nacional (PAN) analiza con sus grupos parlamentarios si ejecuta un plan de protesta o de civilidad en la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador en el Congreso, pero considera un agravio que su presidente, Marko Cortés, no haya sido invitado a esa ceremonia republicana. En efecto, al menos Cortés no ha sido invitado a la toma de posesión de López Obrador, a diferencia de lo que ha ocurrido en anteriores cambios de poderes, y pese a que la organización corresponde al Congreso, que preside Porfirio Muñoz Ledo, se considera que es un signo de la nueva administración. Cortés se reúne desde las 11 horas con los grupos parlamentarios de la Cámara de Diputados y el Senado, que coordinan respectivamente Juan Carlos Romero Hicks y Rafael Moreno Valle, para definir su estrategia en la ceremonia del cambio de poderes. Se discute si se llevarán a cabo protestas con mantas, pancartas y hasta interpelaciones, como ha sido la propuesta ante también la asistencia del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, o desisten de esa estrategia, como lo proponen varios legisladores, preocupados por la mala imagen que proyectarán y que los hará parecerse a “los rijosos del PRD”.

Comentarios