A México aún le quedan muchos vacíos en derechos humanos: Coparmex

martes, 11 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que a México le queda un amplio margen para lograr consolidar un sistema de justicia que proteja ante la detención arbitraria, que permita tener audiencias públicas, justas y expeditas, además de que prohíba la tortura. Mediante un comunicado, el organismo presidido por Gustavo de Hoyos Walther señaló que, a 70 años de la proclamación de la Declaración Universal de Derechos Humanos por la Asamblea General de las Naciones Unidas, aún quedan muchos vacíos en la materia. De entrada, la Coparmex acotó que se deben tomar medidas necesarias para lograr llevar a la práctica algunos derechos humanos que, si bien son reconocidos en el marco legal mexicano, no son necesariamente implementados.
“Desafortunadamente, la efectiva prohibición a la discriminación, el derecho a la igualdad y la vida, así como al reconocimiento de todas las personas ante la ley no es paritario y amplio en nuestro país. Lo mismo puede decirse de la presunción de inocencia, del derecho a la privacidad, al asilo y a participar plenamente y sin compromisos en asuntos públicos”, explicó.
Agregó que sólo mediante la aplicación firme e imparcial de los derechos contenidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y de las normas del Estado de Derecho mexicano, lograremos crear un ambiente de paz y pleno desarrollo económico. “No debemos olvidar que la igualdad, la justicia y la libertad son fundamentales para prevenir la violencia, mantener la paz y mantener un clima de negocios que permita un crecimiento económico sostenido y redistributivo. Es por ello que desde Coparmex no escatimaremos alzar la voz en contra de cualquier posible ataque contra los derechos humanos que busque lesionar la libertad y la igualdad, tanto en el plano local como en el federal”, sentenció De Hoyos Walther. Para la Coparmex, el compromiso “debe ser férreo” en buscar expandir y promover los derechos humanos de todos los individuos, independientemente de su raza, género, religión, orientación política o sexual, o condición socioeconómica.

Comentarios