Eliminar el INEE es 'un atentado” contra la democracia, dice su Junta de Gobierno

miércoles, 12 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) calificó como un atentado contra la democracia y los órganos constitucionales autónomos el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de que desaparecerá dicho organismo como parte de la cancelación de la reforma educativa. Por su parte, la Unión Nacional de Padres de Familia consideró que eliminar al INEE es “un desacierto”, pues su responsabilidad es evaluar la calidad, el desempeño y los resultados del Sistema Educativo Nacional, y si esa responsabilidad recae en la SEP, “no se puede ser juez y parte, si el objetivo es mejorar la educación”. En conferencia, luego del anuncio del Ejecutivo, la Junta de Gobierno del INEE defendió que la existencia de éste es “indispensable para conocer el Sistema Educativo Nacional y superar las brechas de inequidad que lo caracterizan”. Dicho organismo, recordó, es el que produce la información que le permite al gobierno federal hacer un planteamiento de política educativa. La consejera presidenta de la Junta de Gobierno, Teresa Bracho González, aseguró: “La propuesta (…) representa un atentado del nuevo gobierno contra el sistema de pesos y contrapesos de nuestra democracia, y en particular contra los órganos constitucionales autónomos”. Dijo que “esta separación y equilibrio de poderes es fundamental para el adecuado funcionamiento del Estado Democrático”. Alertó que “dejar la evaluación de los diversos componentes del sistema educativo a la misma autoridad encargada de prestar el servicio educativo”, sería “equivalente a que de nueva cuenta fuera la Secretaría de Gobernación la que organizara las elecciones y contara los votos”. “Nuestro país ha avanzado mucho en evitar que la autoridad sea juez y parte en materia educativa”, agregó. El organismo expresó su simpatía porque el gobierno federal retome su planteamiento de poner en el centro el interés supremo de la educación que imparte el Estado en beneficio de niños y jóvenes. También celebró que se retomen sus recomendaciones de tener un sistema permanente de formación y actualización para los maestros, nuevas políticas para evitar la deserción y fomentar la permanencia, así como fortalecer las escuelas normales e instituciones de educación superior que forman profesores docentes. No obstante, insistió en que el INEE es “indispensable para conocer el Sistema Educativo Nacional y superar las brechas de inequidad que lo caracterizan”.   Hay desinformación entre legisladores La consejera Patricia Vázquez aclaró que desde que se instaló el nuevo Congreso de la Unión han tenido pláticas con legisladores de las comisiones de Educación, incluso con el mismo presidente del Senado, Martí Batres, sobre el trabajo del INEE. Como parte del resultado, dijo que se dieron cuenta que había desinformación sobre las tareas del Instituto, a diferencia de lo que hace la SEP. También lo han hecho con Organizaciones No Gubernamentales y empresarios, incluso, con el mismo Esteban Moctezuma, antes de que fuera oficializado como secretario de Educación. Los consejeros dijeron que esperarán a conocer la iniciativa oficial que hoy anuncio el presidente López Obrador para dar un nuevo posicionamiento. En el INEE laboran alrededor de 800 personas. Su presupuesto anual en 2018 fue de mil 200 millones de pesos y para 2019, como parte de su programa de austeridad, pidieron mil millones.   UNPF defiende al INEE y pide “autonomía escolar” En un comunicado por separado, el presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), Leonardo García Camarena, dijo que es “un desacierto” la propuesta de eliminar el INEE. “Aunque se anuncia la creación del Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio, creemos necesario un Instituto autónomo que evalúe los resultados de la política educativa implementada en nuestro país y que sea independiente de la Secretaría de Educación Pública, pues no se puede ser juez y parte, si el objetivo es mejorar la educación”. Además, destacó que “no vemos plasmado en la reforma de la educación que propone el nuevo gobierno la autonomía escolar. Debemos aprovechar la gran capacidad de directivos, maestros, padres de familia y sociedad civil, para que, en conjunto, puedan dotar de autonomía a cada plantel, no sólo en el manejo de recursos económicos, sino incluso en planes y programas, pues la política de planes únicos, libros únicos, controlados por una sola Secretaría, no han dado resultados favorables en la educación”. La Unión reconoció el esfuerzo del gobierno federal por trabajar para conseguir una mejor educación para niños y jóvenes, “pues la educación es la puerta para conseguir un desarrollo económico y una cultura de paz en nuestro país, además de ser parte del desarrollo integral de las personas”. Dijo que ve con agrado que este gobierno se preocupe por la participación de los padres de familia, pero aclaró que ésta “no debe ser sólo en los Consejos Escolares de Participación, sino en el diseño de planes y programas, así como en las decisiones que tomen los miembros de la comunidad educativa en cada plantel escolar tales como gasto, actividades y materias”. También se pronunció por continuar con la evaluación docente y dotar de actualización y capacitación al magisterio para mejorar su desempeño. Por último, Leonardo García enfatizó que “no es momento de triunfalismos ni derrotismos, no es momento de revanchas políticas, lo que está en juego es la educación de millones de niños y jóvenes a los que debemos brindarles una educación de calidad, lo que sólo ocurrirá con la participación de toda la sociedad”.

Comentarios