Aguiar Retes respalda recorte de AMLO a salarios; es muy sana la austeridad, dice

viernes, 14 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México, consideró “normal en una democracia” el actual diferendo que existe entre el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo, debido a los altos salarios que perciben los ministros, magistrados y jueces.
“En una democracia esto es normal. Esto no nos debe de asustar, y mucho menos cuando llega un gobierno que promueve el cambio. Estos diferendos existen en todos los países democráticos. Ahí está el ejemplo del actual litigo entre el presidente Donald Trump y el Congreso de Estados Unidos”.
El cardenal aprobó la política de austeridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, mediante la que intenta reducirles el salario a los altos funcionarios públicos, entre ellos a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuyo salario es de alrededor de 600 mil pesos mensuales.
“Es constitucional el hecho de que no se les puede bajar el salario. Pero esto también es cuestión de sensibilidad moral, pero no todo mundo la tiene”, dijo.
Reveló que su salario como arzobispo primado de México –el principal cargo dentro de la jerarquía católica mexicana—es de 18 mil pesos mensuales. Mientras que los salarios de sus sacerdotes oscilan entre los 12 y los 15 mil pesos mensuales. Indicó que los sacerdotes de su arquidiócesis aportan una cuota mensual que va a parar a un fondo de ahorro, de ahí sacan recursos para sus “gastos de salud y sus pensiones”. Y añadió:
“Es muy sana una austeridad en los salarios. Y lo que busca el presidente es acortar la brecha entre los altos y los bajos salarios. Son normales estas dificultades que actualmente tiene el presidente. Tiene que tener un poco más de paciencia”, dijo.
Asimismo, externó su deseo de que “muy pronto se llegue a un punto de equilibrio” entre el Poder Judicial y el Ejecutivo. Indicó que es “muy pronto” para hacer una evaluación del gobierno de López Obrador, pues tiene muy pocos días de haber asumido el cargo.
“Mínimo, tenemos que esperar un año para saber si está cumpliendo o no con sus promesas de campaña”, indicó.
Y enumeró los tres principales problemas que, a su juicio, actualmente padece el país: crisis de la familia, desigualdad social y crisis de la educación. Durante el desayuno navideño que tuvo con los reporteros de la fuente religiosa, en el Seminario Menor de la Ciudad de México, Aguiar Retes también abordó el tema de la posible división de la arquidiócesis de México en varias diócesis, propuesta suya que ya aprobó el episcopado mexicano, pero falta ser aprobada por la Santa Sede.
“Espero que durante el segundo semestre del próximo año ya tengamos una respuesta de la Santa Sede”, dijo.
   

Comentarios