Barra Mexicana de Abogados pide evitar 'cualquier interferencia indebida hacia el Poder Judicial”

martes, 18 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A menos de 48 horas de que el Senado designe al sustituto del ministro José Ramón Cosío en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y en medio del diferendo legal que libran los ministros de la Corte con el Ejecutivo federal por el asunto de los salarios, la Barra Mexicana Colegio de Abogados, que preside José Mario de la Garza Marroquín, hizo un llamado para evitar “cualquier interferencia indebida hacia el Poder Judicial”. En un desplegado publicado en los principales diarios de circulación nacional, la agrupación, que aglutina a los más prestigiados juristas del país, afirmó que “ninguna democracia puede serlo, si no opera en el marco de instituciones sólidas”. Además, subrayó que “no hay Estado de derecho sin respeto a los órganos cuya función primordial es la protección de nuestros derechos”. De acuerdo con la Barra Mexicana Colegio de Abogados, la protección de los derechos de los gobernados requiere de un Poder Judicial independiente. “No sólo es necesario que se respeten las garantías institucionales establecidas en las normas relativas a su conformación, la designación de sus integrantes, su permanencia, la asignación de una remuneración adecuada —irrenunciable e irreductible durante el tiempo de su encargo— sino que el ejercicio de sus funciones debe desarrollarse sin interferencias”, subrayó. En el documento dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, al Congreso de la Unión, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a la opinión pública en general, la agrupación de abogados recordó que la SCJN, como instancia superior y límite máximo en el sistema de impartición de justicia, encargado de la interpretación de la Constitución, de procurar equilibrio entre los poderes y de proteger y desarrollar los derechos de las personas, tiene y debe tener como condición básica, autonomía con respecto de los otros Poderes de la Unión. Por lo mismo, enfatizó que “nada autoriza la intervención sobre sus determinaciones, ya sean de su organización interna, de los diversos tribunales del Poder Judicial, o de las decisiones sobre las materias de su competencia”. Este pronunciamiento se da en medio del relevo en la Corte tras la salida del ministro José Ramón Cosío –Juan Luis González Alcántara Carrancá, Loretta Ortiz y Celia Maya buscan ocupar su lugar—y de la controversia legal que mantiene la Corte con el Ejecutivo federal por el caso de los salarios.

Comentarios