Moody’s: el presupuesto da confianza, pero el margen de maniobra es limitado

martes, 18 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— Para la agencia calificadora Moody’s Investors Service, el Paquete Económico 2019 entregado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión presenta contrastes. Por un lado, el presupuesto abona a la confianza del mercado por el compromiso del gobierno con la responsabilidad fiscal, ya que apunta a un superávit primario del 1% del PIB a nivel del sector público, desde un estimado de 0.7% en 2018. Sin embargo, por otro lado el espacio fiscal es limitado para realizar maniobras en caso de contingencias o choques adversos. No sólo eso, la firma agregó que aunque la postura fiscal neutral apoya el perfil crediticio de México, la evidente prioridad que se da a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el Presupuesto 2019 genera preocupación en torno a la posibilidad de que las paraestatales se conviertan en una carga recurrente para el gobierno federal. De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto 2019, que entregó Hacienda al Congreso el sábado, Pemex recibirá 18 por ciento más en términos nominales a 469 mil 601 millones de pesos, mientras que a la CFE se destinarán 434 mil 702 millones de pesos, 12 por ciento más que en 2018. Según Moody’s, el Presupuesto 2019 tiene supuestos de ingresos realistas, aunque incluyen precios y producción de petróleo un tanto optimistas. “La propuesta de presupuesto está en línea con lo anunciado por la nueva administración en cuanto a mantener la prudencia fiscal. En cuanto a gastos, se incluye un fuerte recorte de gastos administrativos en favor de la inversión pública y el gasto social”, señaló. En suma, para la calificadora, la postura general prudente del presupuesto debería apoyar la confianza de los inversionistas, aliviando la volatilidad del tipo de cambio observado en los últimos meses.

Comentarios