Presupuesto al campo confronta a Aureoles y al presidente de la Comisión

jueves, 20 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, y el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuellar, se enfrentaron durante la discusión del presupuesto de egresos para estados y municipios. El primero acusó al diputado de Morena de ser incongruente y le recordó que el 10 de diciembre de 2005 entró a la Cámara de Diputados montado en un caballo y con burros en demanda de mayores recursos para el campo. Pero que hoy, en el presupuesto que se propone, hay un recorte considerable. Ramírez Cuellar preside la comisión encargada de revisar y redistribuir poco más de un billón de pesos del presupuesto para 2019, el cual se espera votar el domingo próximo. “Usted encabezó luchas históricas; nadie olvidará que usted metió un caballo y burros al a Cámara de Diputados, así que hoy, presidente de la Comisión de Presupuesto, no puede ser incongruente, se requiere defender el presupuesto para el campo”, le dijo el gobernador de Michoacán, por el PRD, y quien respaldó abiertamente al candidato del PRI a la presidencia de la República, José Antonio Meade. El gobernador demandó más recursos para el campo, un incremento en la distribución de la recaudación participable y urgió a una nueva convención hacendaria. Y luego agregó: “Está en sus manos… Se dice en los pasillos que hay la instrucción de no moverle ni una coma (al presupuesto que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador), entonces, queremos saber si esta soberanía se va a someter a estos designios. Eso sería una mala señal. “Se dice que por que el presupuesto es porque el Presidente hizo compromisos en campaña, y, ¿qué?, ¿los que estamos aquí no hicimos compromisos? Los recursos son del pueblo, no son del presidente”, dijo Aureoles ante poco más de 16 gobernadores de PRI y PAN que acudieron a un encuentro con el presidente de la comisión de presupuesto para demandar mayores recursos para sus entidades. Ya que hablaron todos los gobernadores, el presidente de la comisión se dirigió al perredista y le soltó directo: “Hay gobernadores que no pueden venir a darnos lecciones de congruencia; el gobernador Silvano creo que es el menos indicado para hablar de congruencia, eficiencia en el gasto y de independencia frente a los poderosos”. Le dijo que los diputados “vamos a ejercer nuestra soberanía. Algunos nunca la han ejercido en su vida… nosotros sí, y empezamos tomando una decisión política a la cual estaban acostumbrados muchos gobiernos estatales y municipales; a vivir de la humillación y del favor del Ejecutivo haciendo uso de grandes cantidades de recursos, y con excepción de algunos, la mayoría guardaba un silencio cómplice porque a veces les beneficiaba etiquetar algunos programas y se hacían de la vista gorda con el uso discrecional”. Pero no paró ahí Ramírez Cuellar, respondiendo así a que no se van a someter a lo que les ordene el Ejecutivo federal: “Nosotros no tenemos límites para debate, no tenemos límites para los acuerdos, pero sí límites para el uso discrecional de las bolsas inmensas que se repartían con total impunidad. Donde los gobernadores venían humillados y los presidentes municipales de rodillas, a recibir los favores del Ejecutivo. “Hablar de dignidad es fácil cuando buena parte de algunos han sido sometidos… por eso hemos abatido mucho el ramo 23”, les dijo. El ramo 23 es parte del dinero que la federación les entregaba a estados y municipios y mediante éste se compensaba el recurso que se les entregaba vía participaciones federales. Sin embargo, dicho ramo fue conocido como el de “los moches” debido a que los gestores de los programas, los diputados federales, les exigían a presidentes municipales y gobernadores una “comisión”. “El primer paso para la dignificación del Congreso, tiene que ver con acabar con esa facultad discrecional del Ejecutivo a través de esos ramos. Nadaban en el mar de la discrecionalidad. Hay algunos que no tienen autoridad para dar recomendaciones”, dijo Ramírez Cuellar. El gobernador de Michoacán le respondió, breve, pero no se quedó callado ante las alusiones e incluso lo “emplazó”. “Me encantaría ver quién tiene autoridad moral para discutir los temas. No voy a entrar en detalles, solo te diré que me va a dar mucho gusto que esta soberanía ejerza sus facultades y lo veremos reflejado en el presupuesto”. Se refirió entonces al tema de los caballos y los burros de aquel 2005, que incluso llevó al hoy presidente de la comisión de Presupuesto, a ser acusado ante las autoridades judiciales de botín. “Si te dolió lo de los caballos y los burros, o la incongruencia, si eso se refleja en el presupuesto lo retiro, retiro lo dicho. O no sea que ahora que estás en la… te avergüence el que tú encabezabas las luchas para un presupuesto para el campo. “Y (de) tus insinuaciones, voy a emplazar a que las demuestres. No entraremos en detalles, eso lo veremos después”, le respondió Silvano Aureoles. Los demás gobernadores, quienes habían reclamado los recortes al campo y la reducción en el ramo 23, solo escuchaban. Fue la presidenta de la comisión de Hacienda, la panista Patricia Terrazas, quien dijo que “si venimos a juzgar, pues a nadie se le va a dar nada… porque hablar de moches y demás ya pasó, ahora hay que poner reglas y candados. Aquí hay que atacar la corrupción”. Ya al final el encuentro, el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, (Conago) y ejecutivo estatal de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, advirtió que de no asignarse mayores recursos a municipios podrían registrarse conflictos sociales ya que muchos ayuntamientos no cuentan con dinero para el pago de nóminas.

Comentarios