Candidatura de 'Napo” es por justicia, no por fuero: López Obrador

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que “por justicia” y no por el fuero está el líder minero Napoleón Gómez Urrutia en las listas de los aspirantes plurinominales de Morena para el Senado. En Ciudad del Carmen, Campeche, donde se reunió con empresarios locales a quienes prometió traer la sede de Petróleos Mexicanos, el político tabasqueño rechazó que la designación de la candidatura de Gómez Urrutia –quien huyó de México hacia Canadá en 2006– haya sido a cambio de votos de una parte del sector minero. “Es buscar la reconciliación. Nunca comprometo principios, no hago ningún acuerdo que afecte principios, no establezco relaciones de complicidad con nadie”, aseguró. La postulación del dirigente minero causó críticas y comentarios en el medio político nacional y en redes sociales; incluso, el nombre de Gómez Urrutia, también conocido como Napito, fue tendencia en Twitter desde ayer por la tarde. “Serénense, va a regresar” Hace 12 años, el dirigente minero salió del país luego de que la secretaría del Trabajo, en la presidencia de Vicente Fox, le negó la toma de nota del sindicato y se la otorgó a Elías Morales, un antiguo colaborador de su padre, Napoleón Gómez Sada, histórico líder del sindicato minero hegemónico. Posteriormente, a Napito se le persiguió por un presunto desfalco de 55 millones de dólares, ambos asuntos superados por la vía constitucional. Aunque hasta donde se sabe no existen casos abiertos en su contra, Gómez Urrutia prefirió mantenerse en Canadá. En tanto, el antiguo sindicato se fragmentó, quedando sólo un sector bajo el liderazgo del también economista y hoy candidato a senador por Morena. “Napoleón Gómez, que es un perseguido por el régimen, se confrontó con los machuchones; no quiero usar eso de mafia del poder, se confrontó con los de mero arriba, los machuchones y, como ellos son los que dominan en el país, lo expulsaron”, también lo dijo hoy el tres veces candidato presidencial. López Obrador insistió en la defensa: “Que quede claro, estoy contra las represalias, yo he padecido de represalias, no me gusta cuando se utiliza el poder y se utilizan las leyes para perseguir a opositores, no acepto eso. Esa es la situación de Napoleón Gómez Urrutia, ahora se le da la oportunidad de participar, (lo que a sus adversarios) no les gusta”. Enseguida, el exjefe de gobierno de la Ciudad de México llamó a la reconciliación: “Yo les diría a los que persiguieron y siguen contra Napoleón que se serenen, que se tranquilicen, que va a regresar Napoleón, y se va a buscar, en ese y en todos los casos, la reconciliación. Ya basta de pleitos y de confrontación, tenemos que unirnos los mexicanos. “Con todo respeto, le digo a Germán Larrea, de Grupo México, que vamos a buscar con él, con (Alberto) Bailléres, con (Carlos) Slim un acuerdo para sacar adelante al país. Los convoco a que juntos, sin pleitos, sin rencores, se logre la unidad para sacar a nuestro querido México del atolladero en el que se ha metido; entonces, necesitamos unidad. “A Napoleón, como a Nestora Salgado o los maestros de la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación), los estigmatizan, los satanizan”, dijo. El perdón de AMLO Sobre Germán Martínez Cázares, otro de sus polémicos candidatos al Senado, López Obrador opinó que “es un abogado muy inteligente” y consideró que “ya el PAN no tiene cuadros con ese nivel, el mejor que tenían ahora decide participar con nosotros. A mí me criticó muchísimo, como otros, pero yo sí creo en el perdón. Yo sí creo en el perdón; olvido no, perdón sí”. Sobre los personajes que integran la lista de Morena al Senado, López Obrador agregó: “Propongo que haya pluralidad y que se le dé a todo el mundo la oportunidad de expresarse, que no solo impere la versión oficial”.

Comentarios