Los responsables de Pasta de Conchos siguen libres 12 años después: REMA

lunes, 19 de febrero de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) envió una carta a los deudos de los 65 mineros fallecidos en Pasta de Conchos, hace exactamente 12 años, para manifestarles solidaridad, “unirnos a su voz y seguir exigiendo el rescate” de los cadáveres. Doce años después, puntualiza la misiva, la exigencia sigue siendo la misma: “no podemos permitir que se sigan cometiendo atropellos contra el pueblo mexicano”. Precisa: “Doce años después no hay justicia para las víctimas y familiares. Doce años después los responsables siguen libres. Doce años después la minería de carbón sigue operando en la región bajo las mismas condiciones que generaron el crimen de 2006”. De acuerdo con la REMA, ante la negligencia evidente de las compañías mineras, el gobierno mexicano ha respondido con complicidad, encubriendo y protegiendo a los responsables, esos personajes “siniestros” –subraya– que no sólo son responsables de la muerte de los 65 compañeros mineros en 2006, sino también de mantener la misma política de despojo e ilegalidad. Desafortunadamente los “accidentes” se siguen repitiendo y las víctimas siguen esperando una verdad histórica que nunca llegó, siguen esperando justicia que nunca llegó, siguen exigiendo que nadie tenga que llorar por un trabajador minero más, añade. “Ustedes han mostrado en distintos informes, documentación e investigación los nombres y apellidos de los responsables de tanta muerte e impunidad, tanto en el gobierno federal y estatal, como en las empresas mineras, por ustedes sabemos que no es sólo Pasta de Conchos. Se trata de un cuadro sistemático que se repite en toda la región, en nuevas minas, con nuevos trabajadores que son amenazados con el mismo destino”. Finaliza la carta: “Aquí estamos para seguir hermanando las distintas luchas contra la minería, que finalmente son luchas por la vida y la esperanza. Aquí seguimos acompañando y con la misma indignación que causa el dolor de la injusticia”.

Comentarios