Ordenan segunda prisión preventiva contra periodista de Campeche

miércoles, 14 de marzo de 2018
CAMPECHE, Camp. (apro).– El periodista Miguel Villarino Arnábar, uno de los críticos más agudos del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, fue vinculado a proceso por la jueza de control Miriam Guadalupe Collí Rodríguez, quien le ratificó la prisión preventiva mientras dure su juicio por el delito de sustracción de menor en perjuicio del hijo que tuvo con su exesposa, sobrina del secretario de Gobierno Carlos Miguel Aysa González. Unas horas antes, el juez David Bacab Heredia lo vinculó a proceso por incumplimiento de la obligación alimentaria. El analista, autor del portal Bestiómetro, de crítica política y el de mayor referencia en Campeche, fue detenido el 8 de marzo por agentes ministeriales. Ese mismo día fue presentado ante los jueces Bacab Heredia y Collí Rodríguez en audiencias de imputación en las que su defensa pidió la ampliación del plazo para la resolución de su situación jurídica, las cuales se reanudaron ayer a las 15 y 19 horas, respectivamente. El periodista hizo uso de su derecho a la palabra en la primera audiencia a la que se presentó con un nuevo equipo de defensa, encabezado por el abogado Edwin Trejo, quien se ha encargado de algunos de los casos de personas que han sido encarceladas en este gobierno por razones políticas, intereses económicos o simple represión. Al exponer sus argumentos, Villarino Arnábar explicó que su exesposa, sobrina del secretario de Gobierno de Campeche, le había cedido de manera verbal la custodia del niño luego de que el menor se fracturó un brazo y aseguró que no incumplió en el pago de la pensión. Durante la segunda audiencia Trejo debatió la medida cautelar por considerarla desproporcionada para el tipo de delito del que se le señala –cuya penalidad oscila entre seis meses y dos años de cárcel– y pidió a la juzgadora sustituirla por alguna otra que no sea privativa de la libertad. Sin embargo, Collí se mantuvo firme en su decisión de mantener al periodista en prisión preventiva. El detenido también cuestionó que si una de las demandas es el pago de la pensión, cómo podrá hacerlo estando en prisión. La jueza también rechazó la petición de la defensa de fijar en tres meses, y no dos como lo pidió el ministerio público, el plazo para el cierre de la investigación complementaria e insinuó al periodista acogerse a alguna de las “medidas alternativas” para abreviar el proceso. Entrevistado al salir, el abogado Trejo reiteró que la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso que se impuso a su cliente es desproporcionada, pues no cumple los fines del proceso específicamente por hecho delictivo de sustracción de menor, por el que se le vinculó. “Hay otras medidas, pero la juez optó por la más regresiva”, sostuvo, no obstante, confío en que mediante un amparo la justicia federal revocará la determinación. Sobre la sugerencia de la juez, el abogado consideró que no es oportuno que Villarino se acoja a las medidas alternativas para abreviar el proceso, porque su derecho al debido proceso fue violentado, y destacó que por ejemplo nunca hubo citatorios previos a la detención. Acoso gubernamental Añadió que Villarino y su exesposa aún tienen procesos abiertos en el ramo familiar que pudieran impactar en el sentido los dos procesos penales, los cuales, resaltó, de acuerdo con la ley, “son susceptibles a fusionarse”, y no continuarlos de manera individual, como lo hizo la fiscalía para justificar el encarcelamiento del periodista. Villarino, junto con otras voces críticas, ha sido etiquetado por el gobierno estatal como “enemigo de Campeche” y “traidor al estado”. Desde Bestiómetro, el periodista ha exhibido, entre otros asuntos, el súbito enriquecimiento del mandatario y sus funcionarios, el presunto desvío de recursos y las incongruencias en las políticas públicas.

Comentarios