Trabajadores del psiquiátrico infantil 'Juan N. Navarro” amagan con paro por desatención de inmueble dañado el 19-S

viernes, 16 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Trabajadores sindicalizados del Hospital Psiquiátrico Infantil “Juan N. Navarro” amagaron con un paro de labores para la próxima semana, tras denunciar que el proceso de reconstrucción de uno de los edificios dañado por el sismo del pasado 19 de septiembre está totalmente parado. Marco Antonio Sánchez Sánchez, secretario general de la Sección XVII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, explicó en entrevista con Apro que, luego del temblor, el edificio que ofrecía los servicios de laboratorio clínico y rayos X y resguardaba todo el departamento de Psicología, Dental, el comedor y parte de las cocinas quedó inhabilitado. Por ello, administrativos, médicos, enfermeras y trabajadores fueron desplazados a otras áreas del hospital. Incluso, muchas de las labores se realizan en los pasillos o varios doctores trabajan a la vez en un mismo consultorio. Sánchez Sánchez reprochó que, a pesar de las peticiones que los agremiados han hecho llegar al director del Servicios y Atención Médica, a la Dirección de Relaciones Labores, incluso al director del Hospital, para que se lleven a cabo lo más pronto posible los trabajos de reparación y se termine con las condiciones en las que laboran, no han recibido respuesta. “Desde noviembre recibimos un oficio donde nos dicen que ya se van a empezar los trabajos de reconstrucción. Sin embargo, en seis meses no han movido ni una sola pieza para componer el hospital, nuestro centro de trabajo, a pesar de que la parte afectada representa un 30% del total de la superficie del nosocomio”, dijo. El doctor subrayó que laborar en esas condiciones representa un riesgo, además de que es “inadecuado”, pues las consultas -que son psicológicas- no pueden realizarse de la mejor manera y los pacientes se alteran con facilidad. “Como es un espacio muy pequeño, el paciente no expresa lo que tiene que decir al psicólogo, porque se siente invadido en su integridad. No se puede realmente dar una terapia adecuada, pero con todo, así estamos trabajando. Hacemos el mejor de los esfuerzos los trabajadores, pero no es el espacio idóneo. Nos meten aglutinados. Es más: estamos recibiendo nuestra alimentación en una cancha de basquetbol”, contó. El líder sindical refirió que, para el martes, los trabajadores tienen previsto impedir la entrada de las autoridades del hospital, mandos medios y superiores, sin interferir en la atención a los pacientes. “Las autoridades del hospital no han sido capaces de darnos una respuesta adecuada, no pueden estar ahí sentados. Ni nos dicen la verdad ni nos informan adecuadamente. Esa es la molestia”, reprochó. Por último, el sindicalizado mencionó que los trabajadores esperan cómo mínimo que se dé una explicación de cómo van los trabajos de reconstrucción y les ofrezcan certeza en cuanto a las acciones.

Comentarios