El viejo PRI, con disfraz de 'Doritos”, se regodea en acto de Meade en Morelos

martes, 10 de abril de 2018
XOCHITEPEC, Mor. (apro).- La maquinaria priista asomó su cabeza con los obsequios de siempre para miles de personas traídas de una decena de municipios morelenses, algunas de las cuales exigieron a gritos a Meade para que se pronunciara en contra del mando único policial. “¡Fuera mando único!”, gritaron a Meade habitantes de Temixco que están en desacuerdo con la decisión del gobernador Graco Ramírez de unir a todas las policías municipales en un solo mando estatal, lo que ha traído más violencia y corrupción, según los quejosos. Meade no se salió de su discurso y sólo prometió recuperar la seguridad en la entidad a los morelenses que diariamente pueden atestiguar hasta 10 asesinatos dolosos en un día. En este acto, el viejo PRI regresó por sus fueros, luego de que los organizadores repartieron playeras blancas con la leyenda del “candidato ciudadano Meade”, así como gorras, sombreros para el sol, mantas, banderines, abanicos, tortilleros y bolsas de agua para aguantar por más de una hora el discurso del candidato que quiere ganar con la estructura priista, aunque él no lo sea. En toda la utilería electoral estaba ausente el tradicional logo tricolor priista y en su lugar pusieron el apellido del candidato Meade, acompañado de tres triángulos rojo, turquesa y verde de los partidos que hacen la coalición Todos por México: PRI, Panal y PVEM. Triángulos unidos que, en la jerga periodística, ya le llaman “los Doritos”, por su semejanza con la figura triangular de la comida chatarra que precisamente lleva ese nombre. A diferencia del evento más grande que organizaron en Cardel, Veracruz, a donde llevaron más de 15 mil personas, en este mitin ese viejo PRI se regodeó al hacer sonar tambores y matracas, y entregar regalos para miles de mujeres y hombres con vestidos gastados por el uso diario, la lija de la tierra llevada por el viento en el campo morelense amenazado casi en su totalidad por el crimen organizado. Aunque el PRI en Morelos no tuvo dirigente hasta hace unos días de la llegada de Alejandro Martínez González, la estructura pudo caminar sin cabeza y se esmeró en arropar al candidato José Antonio Meade que, al llegar al centro de Convenciones del WTC en la colonia Alpuyeca de Xochitepec, manifestó una vez más que ganará el domingo 1 de julio. “Vamos a unir fuerza para ganar e iniciar un proyecto responsable”, dijo Meade al convocar a los militantes a organizarse para recuperar el gobierno de Morelos que perdieron desde el año 2000, primero con los panistas Sergio Estrada Cajigal y Marco Adame Castillo, y ahora con Graco Ramírez, del PRD. Meade prometió apoyos económicos y legales a las mujeres para que se castigue a los que abusan de ellas. También recuperar la seguridad de esta entidad que se encuentra entre las cinco más violentas e inseguras del país. Carreteras, agua potable para Cuernavaca, hospitales, escuelas de tiempo completo, ofreció Meade, quien una vez más pidió a los morelenses tener confianza en que ganará el 1 de julio.  

Comentarios