En Tijuana, Anaya promete bajar el IVA a la mitad y revertir la inseguridad

martes, 17 de abril de 2018
Tijuana, B.C.(apro).- “¡Aquí comienza la patria!”, exclamó Ricardo Anaya en su primer acto de campaña en este estado que el Partido Acción Nacional (PAN) gobierna desde hace casi tres décadas y desde donde fustigó a los burócratas del gobierno federal que desde la capital del país, a tres mil kilómetros de distancia, se les hizo fácil aumentar los impuestos que él prometió eliminar. “Yo sé que estamos ya cansados de los burócratas, de los funcionarios públicos que allá, desde la comodidad del escritorio, desde la capital del país, a tres mil kilómetros de distancia no comprenden la realidad de la zona fronteriza de nuestro país”, expuso Anaya ante miles de simpatizantes movilizados desde las colonias populares en decenas de autobuses urbanos y combis. [caption id="attachment_530421" align="alignnone" width="702"]El acarreo en Tijuana. Foto: Eduardo Miranda El acarreo en Tijuana. Foto: Eduardo Miranda[/caption] “Se les hizo fácil —añadió— aumentar los impuestos, se les hizo fácil aumentar el IVA en la frontera, como si aquí no se compitiera con uno de los condados más ricos, del estado más rico, del país más rico del mundo. Se les hizo fácil aumentar el IVA como si la vida en la frontera fuera igual a la vida en el centro del país”. En el Audiorama El Trompo, una explanada ubicada detrás del museo del mismo nombre, en la zona del Río Tijuana, el candidato presidencial pronunció un discurso de diez minutos exactos con el tema para la zona fronteriza, donde la reforma fiscal del gobierno del Enrique Peña Nieto aumentó el IVA, una iniciativa impulsada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), su aliado. “¿Les parece justo que el PRI haya aumentado el IVA en la frontera?”, preguntó Anaya a los asistentes al mitin que inició con casi una hora de retraso. —¡No! —le respondieron a coro, y completó: “Eso va a terminar. Yo he hecho un compromiso: vamos a bajar el IVA a la mitad, vamos a recuperar competitividad y habrá zona económica con condiciones especiales para recuperar el dinamismo económico de Tijuana y de todo Baja California”. Anaya encabezó su primer acto de campaña en Baja California, el primer estado que ganó el PAN, en 1989 y que desde entonces gobierna, dos días después de que el candidato presidencial puntero, Andrés Manuel López Obrador, encabezó mítines multitudinarios en Tijuana, Mexicali y Ensenada. Anaya sólo vino a esta ciudad fronteriza a un único mitin multitudinario, donde fueron repartidas miles de banderas de los tres partidos coaligados, que ondearon con el frío viento vespertino de Tijuana. Sólo prendieron en el uso de la palabra los candidatos a senadores de la coalición: Gina Cruz, quien se dijo orgullosa de su fe e invocó a la divinidad para que gane Anaya —“son tiempos de Dios”—, mientras que su compañero de fórmula, Jorge Ramos, exalcalde de Tijuana, ofreció acabar con la violencia que se ha vuelto a disparar en esta ciudad fronteriza. “Aquí está el pueblo del sí se puede. Aquí te vamos a hacer presidente pase lo que pase y cueste lo que cueste”, ofreció Ramos, actual diputado federal, a Anaya, quien en su turno acusó, sin mencionarlo, que el gobierno de Enrique Peña Nieto abandonó a Baja California en materia de seguridad. “Le han fallado a nuestro país y le han fallado a Baja California, porque hoy tenemos problemas enormes de seguridad, porque han abandonado al gobierno del estado, han abandonado a Baja California”, acusó y prometió que, de ganar, eso cambiará. “Ya lo logramos una vez, cuando estuvimos juntos y bien coordinados, gobierno federal y gobierno estatal, y lo vamos a volver a lograr. Cuando yo sea presidente van a ver lo que es tener un presidente procurando la seguridad en Baja California, vamos a recuperar la paz y la tranquilidad en el estado. ¡Tienen mi palabra!” Acompañado por Salomón Chertorivski, responsable de elaborar el programa de su hipotético gobierno, Anaya tenía previsto reunirse por la noche con el actual gobernador, Francisco “Kiko” Vega Lamadrid, amigo íntimo de Santiago Creel, el coordinador político de la campaña. Y en su discurso arengó a los asistentes a no darle otra oportunidad al PRI. “Hoy nuestro país, nuestra patria, con los gobiernos del PRI no va por el camino correcto. Ha habido muchísima corrupción en el país, y ahora vienen los candidatos del PRI a decirnos que con ellos ahora sí se va a combatir la corrupción. Yo les pregunto a ustedes: ¿ustedes le creen a los del PRI?” Un coro de voces estalló: “No!” —¿Le vamos a dar otros seis años de oportunidad al PRI? —¡No! —¿Cómo le vamos a decir al PRI? Que nos escuchen, a tres mil kilómetros de distancia, desde donde empieza la patria, desde Tijuana. Al PRI le vamos a decir: "fuera". Y siguió el griterío: “¡Fuera, fuera, fuera!” En diez minutos de discurso, Anaya concluyó su primer acto de campaña de Baja California y mañana, a las 7 horas dará conferencia de prensa, para más tarde volar a la también fronteriza Ciudad Juárez —donde inició López Obrador su campaña presidencial— para su primer mitin en Chihuahua, que también gobierna el PAN.

Comentarios