Organizaciones binacionales reclaman a candidatos por no incluir en sus propuestas a la población migrante

martes, 17 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Más de 30 organizaciones binacionales denunciaron que ninguno de los candidatos a la presidencia de la República ha presentado, hasta ahora, propuestas concretas para atender las demandas de la población migrante en Estados Unidos, que el año pasado envió a México más de 28 mil 771 millones de dólares en remesas. En medio de la política “racista y xenófoba” que aplica el presidente Donald Trump contra la población mexicana, las organizaciones realizarán un foro el próximo 4 de mayo, en el que pretenden extender preguntas a los candidatos sobre la agenda transnacional, e incluirán temas de derechos humanos, política exterior, educación, desarrollo de las comunidades de origen o derechos laborales, entre otros. En entrevista con Apro, Zorayda Ávila, integrante de la Alianza Américas, señaló que, si bien hasta ahora ningún candidato confirmó su presencia, los equipos de campaña de los principales aspirantes mostraron interés en participar en el foro, excepto el de José Antonio Meade Kuribreña --de la coalición PRI-PVEM-Panal--, que lo “está checando”. “Nuestra contribución a la economía mexicana y de Estados Unidos nos da derecho a establecer una agenda transnacional”, sostuvo la activista, residente en el vecino país del norte. A su vez, Luis Alberto González, un mexicano retornado hace siete meses por un delito de violencia doméstica que “nunca cometió”, enlistó una serie de fallas en la atención a los migrantes deportados, y lamentó: “Cuando aportamos dinero valemos mucho, pero después ya no”. Añadió: “No es un juego, no más apoyo que el de mi mamá y de organizaciones, nada de las autoridades”. El hombre, quien fue recluido durante dos años en un módulo de detención de Adelanto, California, junto con otros 300 migrantes presos, afirmó que nunca recibió ayuda consular, y el abogado que se ofreció a liberarlo le pedía 10 mil dólares. “No soy un esclavo moderno, soy un padre de familia, un hombre trabajador”, sostuvo el exresidente de Riverside, en California. “Todas las fases de la migración deben ser tema de política pública”, manifestó Ximena Gallegos, integrante de la Red de Apoyo a Migrantes en Retorno de la Ciudad de México, e indicó que los migrantes retornados enfrentan “muchísimas trabas” burocráticas para obtener documentos e integrarse a la sociedad mexicana. “No sólo se trata de demagogia, hay que crear una sociedad diversa (…) la gente regresa a México con un estigma de fracaso”, subrayó. Al preguntarle sobre las declaraciones del canciller Luis Videgaray, quien ha dicho que México saldría beneficiado al recibir a los dreamers en caso de que Trump concrete su amenaza de terminar el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), Ávila sostuvo: “No es un asunto de decir que bienvenidos a todos, que los recibimos con los brazos abiertos, en realidad no hay condiciones para que la gente se integre”. La activista también destacó que, si bien el gobierno mexicano exige respeto a los derechos humanos de los migrantes en Estados Unidos, “repite su política racista xenofóbica” al criminalizar a la migración de origen centroamericana que transita por el país. Y repudió, por ejemplo, el anuncio del futuro despliegue de la Gendarmería Nacional en la frontera sur, que equiparó a la militarización de la frontera de Estados Unidos con México, que Trump concretó con el envío de la Guardia Nacional en estados fronterizos.

Comentarios