'Para poder ser primero, hay que empezar segundo”: Meade; después del debate superará a AMLO, dice

miércoles, 18 de abril de 2018
MONTERREY, NL (apro).- El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade Kuribreña, aseguró en esta ciudad que luego del debate del próximo domingo 22 superará en preferencias a su oponente en la carrera por la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, puntero en las encuestas. Durante su reunión con aproximadamente 500 empresarios en Cintermex para exponer su plan económico, el abanderado de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) señaló que su apuesta es que los votantes conozcan en su justa dimensión a cada uno de los participantes, y eso –subrayó– le permitirá convencerlos de que es la mejor opción. “Vamos a tener, por primera vez en este ciclo, la posibilidad de estar juntos para contrastar perfiles y propuestas, en la esperanza de que ese primer espacio empiece a centrar la atención del electorado en lo que es verdaderamente relevante”, dijo. Añadió: “Estoy, en consecuencia, convencido de que la estrategia que revisamos todos los días, que permanentemente ajustamos, nos va a llevar a que el día primero de julio ganemos la elección. Estamos tranquilos, no confiados, sí trabajando duro, permanentemente en el ánimo de que se conozca quiénes somos y qué proponemos”. Tras referirse directamente al candidato de Morena, aceptó que es el más conocido de los competidores para los comicios presidenciales, porque es el que más ha sido expuesto al electorado, aunque no deja de representar incertidumbre para el pueblo, precisó. “Andrés Manuel lleva caminando por el país cuatro años, es su tercera contienda electoral. Es probablemente el político más conocido en Latinoamérica y es, seguramente, el que ha salido más veces en spots de televisión. Hoy parte de su ventaja descansa en eso. “Pero parte de la mía descansa en la campaña, que es el mejor espacio para ecualizar esa ventaja que Andrés Manuel ha tenido, y siendo tan conocido como lo es, sigue generando en México, con justa razón, preocupación e incertidumbre, y sigue sin tener la convicción de que su proyecto le asegure a México un buen destino”, destacó en el cierre de su presentación ante los hombres de negocios, y se dijo confiado del triunfo en las urnas. Poco antes, frente a los reporteros, el exsecretario de Hacienda sostuvo que no variaría su estrategia de campaña porque su condición de rezagado le favorece: “Para poder ser primero, hay que empezar segundo. Ahí vamos, es una buena señal. Vamos por el primero”. Afirmó que, por cuestión estratégica y estadística, su ocupación ahora es remontar los 30 puntos porcentuales que tiene de diferencia respecto de López Obrador, para conquistar la victoria en los comicios de julio. “Un candidato que acredita estar peleado con todos los valores que para los mexicanos son importantes, es un candidato que no merece gobernar y es un candidato que con cargo a lo que nos ha venido demostrando no va a ganar la elección del primero de julio. El que la va a ganar soy yo mero”, insistió. Esta mañana Meade tuvo dos encuentros que se retrasaron hasta dos horas por cuestiones logísticas, según difundió su equipo de campaña. El primero, con emprendedores, varios lo desairaron y al amplio salón le sobraron asientos. Ahí, Meade interactuó con jóvenes que le expresaron sus inquietudes sobre las trabas que enfrentan para iniciar sus negocios, a lo que respondió que si llega a la presidencia convertirá las universidades en centros de innovación y de negocios. Posteriormente, luego de disculparse con los empresarios por la tardanza, se comprometió a avanzar en simplificación administrativa y en el proceso de digitalización de los procedimientos tributarios para ayudar a las empresas. Sobre la inseguridad y la corrupción, sostuvo que el principal factor que genera esos fenómenos es la impunidad, por lo que se comprometió a fortalecer las áreas de procuración de justicia y crear mejores cuerpos policiacos.