"Nuestra posición es muy clara: vamos adelante con el NAIM": Anaya

jueves, 19 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El candidato Ricardo Anaya avaló la decisión del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, de desistirse de participar en una mesa de diálogo sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), y acusó que Andrés Manuel López Obrador en realidad no quiere dialogar. “Está clarísimo que él no quiere dialogar. Lo que quiere es imponer. Nuestra posición es muy clara: vamos adelante con el Aeropuerto, pero eso sí, vamos a revisar los contratos y las asignaciones para garantizar que se hayan dado en el marco de la ley”, expresó Anaya en Ciudad Juárez, Chihuahua. En conferencia de prensa en esa ciudad, el panista también formuló cuatro propuestas en materia educativa, y al reivindicar la reforma prometió que “de la mano de los padres de familia, del sindicato, de las maestras y maestros” habrá “una auténtica revolución educativa” en México. A tres días del primer debate entre los cinco candidatos presidenciales, el abanderado de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) acusó a López Obrador de querer “entregar la educación a quienes se han enriquecido”, y por eso él defendió la reforma educativa. En Chihuahua, donde el magisterio está confrontado con el gobernador panista Javier Corral, el panista respaldó a éste en todas sus acciones, incluido el litigio jurídico y político que mantiene con el gobierno de Enrique Peña Nieto. “Está dando una lucha que yo calificaría de heroica”, destacó en su conferencia de prensa en la ciudad fronteriza, donde anoche encabezó un mitin con simpatizantes. Acompañado de Gustavo Madero, su antecesor en la presidencia del PAN y actual candidato a senador, Anaya presentó sus propuestas en materia de educación, pues “es –dijo-- el principal instrumento para el progreso, así como el mecanismo más eficiente para lograr la igualdad de oportunidades de cada mexicana y cada mexicano”. Añadió: “De la mano de los padres de familia, del sindicato y de los maestros vamos a llevar a cabo una auténtica revolución educativa que va a permitir mayores oportunidades de desarrollo para las personas”. La primera propuesta consiste en adecuar el modelo de estímulos a los docentes, garantizando su acceso a formación, actualizaciones continuas y apoyos pedagógicos para su profesionalización, precisó. La segunda, usar herramientas de estadísticas avanzadas para monitorear el aprendizaje de los alumnos y el impacto de la inversión en docentes, escuelas y nuevos programas de estudio, porque todo gasto en educación debe servir para mejorar la calidad. En tercer lugar, reformar los programas de estudio de las escuelas normales, para que puedan formar a los futuros maestros en las competencias necesarias para el aprendizaje de los niños y jóvenes. Y, finalmente, implementar el enfoque de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en el nuevo modelo educativo, brindando los recursos y capacitación necesarios para los docentes. “Hemos insistido que la reforma educativa es un avance, aunque insuficiente. Este gobierno la ha implementado de manera equivocada, haciendo énfasis únicamente en la evaluación de los maestros y no en la capacitación, que es lo que realmente va a permitir que puedan obtener los conocimientos, habilidades y aptitudes que después transmitirán a los alumnos en el salón de clases”, concluyó.

Comentarios