Meade propone una reingeniería desde el gobierno para combatir al crimen organizado

viernes, 20 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El candidato de la coalición "Todos por México", José Antonio Meade, propuso una reingeniería desde el gobierno para combatir al crimen organizado, luego de reconocer que éste ya rebasó a las autoridades. En una carta dirigida a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), sostuvo que como abogado y servidor público, le queda claro que la función esencial del Estado es la de proveer un orden básico que proteja la vida y la propiedad de las personas. “Y cuando digo vida me refiero no sólo a la integridad física de cada individuo, sino al conjunto de derechos humanos y libertades fundamentales que lo protegen; por propiedad me refiero a todo lo que implica el patrimonio de las personas y de las comunidades que ellas forman”. El abanderado de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) manifestó que está convencido de que México debe contar con un Estado capaz de proteger a la gente del crimen y de los delincuentes, “quienes han podido fortalecerse gracias a su sofisticación para operar nuevas actividades ilícitas, usar tecnologías de punta y desarrollar nuevos canales para su financiamiento”. En México, admitió, el crimen ha rebasado al Estado, y eso exige dar todo para aventajar a la delincuencia, pararla en seco y devolver a la gente la paz y la tranquilidad. En ese sentido, propuso una reingeniería en la estrategia del gobierno federal para enfrentar con éxito al crimen y a los criminales. “Una reingeniería que habrá de ser también institucional para resultar eficaz”, subrayó. En su misiva, señaló a los empresarios que la función de proveer de seguridad plena a los mexicanos es la que debe garantizarse y propuso separar las funciones de seguridad de la Secretaría de Gobernación. Como economista, Meade sostuvo que no tiene duda de que una seguridad y una justicia plenas son ingredientes esenciales del crecimiento económico y el desarrollo que anhelamos como nación. Ambas, agregó, “forman una dupla que es condición necesaria de las inversiones, la confianza, el consumo, los empleos y el bienestar al que aspiramos”. Por eso afirmó que se necesita asegurar un modelo de desarrollo como sociedad y como economía. “Una estrategia que involucre a los tres órdenes de gobierno, que fortalezca la cooperación y la capacidad gubernamental a nivel local, estatal y federal de detener y enfrentar con éxito a la delincuencia”, dijo. Luego, propuso dar nuevas oportunidades a quien nunca las ha tenido, para demostrarle que con estudios y trabajo es posible salir adelante, y poner todo el peso de la ley sobre los delincuentes para que no puedan escapar de la justicia. De acuerdo con el exsecretario de Hacienda, eso requiere que el gobierno atienda las causas sociales de la delincuencia común, como la desigualdad y la falta de oportunidades. Si se da acceso a salud, educación, recreación y deporte, a oportunidades para ganarse la vida de manera honrada con empleos bien pagados y de calidad, nadie tendrá necesidad de delinquir, dijo. Pero también actuar contra quien delinque, porque sólo así, aseguró, no habrá impunidad. “En mi gobierno no habrá tregua, amnistía o perdón para los criminales; los mexicanos tendrán un modo honesto de vivir, y estar al margen de la ley conllevará muchos riesgos y muy altos costos”, indicó.

Comentarios